Opiniones

¿Ayuntamientos o bancos?

El Jacaguero

SANTIAGO, República Dominicana.- Desde hace varios años la función de un regidor ha ido perdiendo su esencia. Los escándalos de corrupción en que muchos se han visto envueltos, la desproporción de salarios entre estos servidores y la mayoría de la población y los privilegios de que gozan provocan indignación.

Ahora tenemos que observar, con dolor en el alma, como en algunos Ayuntamientos los ediles han confundido su misión transformando en casas de préstamos los Palacios Municipales. Sus apetencias y ambiciones los llevan a tomar acciones que provocan vergüenza.
Además, el estilo de vida de pobreza y miseria que quieren llevar contrasta enormemente con la vida de estrecheces que soportar miles de dominicanos.
Uno de los casos más recientes, es el de los regidores del Municipio de Navarrete, quienes se aprobaron un préstamo de medio millón de pesos poniendo como garantía las cuentas del Cabildo.
Este festival de burlas debe ser detenido. La población está cansada de tanta indolencia. No se piensa en el pueblo. Lo que importa es el provecho personal, el enriquecimiento rápido, el ostentar símbolos de poder aunque detrás de esos lujos haya una caravana de mendigos clamando por un pedazo de pan, o pidiendo limosnas para comprar una receta.
El poder municipal tiene que ser dignificado. Por Dios, no sigan echándole más lodo al traje de político.

Inaceptable

Son bochornosos y repudiables los hechos ocurridos en Barahona, en donde un grupo de personas lanzó piedras y tiros contra una residencia de estudiantes haitianos acusándolos de poder traer la enfermedad del cólera a nuestro país.
Esta acción reprochable pone en bandeja de plata a los organismos internacionales los argumentos para condenarnos acusándonos de racismo y xenofobia, sin darse cuenta que ninguna nación ha sido más solidaria con los haitianos que nosotros.
Las autoridades dominicanas deben identificar a los que actuaron de esta forma incalificable. El silencio podría verse como complicidad.
Condenamos estas actitudes violentas al igual que los hechos ocurridos en Haití, en respuesta a las acciones vandálicas perpetradas en Barahona.
Los que están sembrando odio entre ambos pueblos se olvidan que compartimos un mismo territorio y que por este camino de la confrontación jamás alcanzaremos el desarrollo anhelado.
Hay que fomentar unas relaciones armoniosas fundamentadas en el respeto mutuo.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top