Opiniones

¿Qué es la democracia?

El Jacaguero

Por Luís Céspedes Peña

SANTIAGO, República Dominicana.- La democracia, bien entendida, es el mejor medio para que cada ciudadano o ciudadana se exprese con toda libertad.

Luís Céspedes Peña.

No es el medio para que quienes disienten de un tipo de política, la emprenda en contra de su oponente, utilizando palabras hirientes en la parte moral.

Y, de la misma manera, una Constitución bien entendida, no interpretada, porque ésta es ejecutiva, contribuye a fortalecer el sistema democrático de la nación.

El temor a un aspirante presidencial, a lo interno o lo externo de un partido político, tampoco debe ser motivo para el desconocimiento de condiciones excepcionales, buenas, medianas o pequeñas de una determinada persona.

Los dominicanos debemos sentirnos orgullosos de nuestra democracia. Y si estamos orgullosos de este sistema que permite la libre expresión del pensamiento, ¿por qué no utilizar ésta para hacer buenas promociones para las campañas electorales de  los opositores al gobierno?

La campaña de descrédito puesta en práctica por los parciales perredeístas de Miguel Vargas Maldonado, dizque en un supuesto perjuicio de Hipólito Mejía, su principal opositor a lo interno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), vinculando al ex gobernante al oficialismo, es un error estratégico.

Lo que se observa es que Mejía tiene más votos a lo interno del PRD que Vargas Maldonado. Éste último, con muchos millones, podría variar la intención de voto perredeísta, debido a que en la convención próxima de esa entidad, pueden votar personas que no están inscriptas en el partido blanco.

En Santiago, los seguidores de Miguel, sin darse cuenta, están ayudando a Hipólito, debido a que las continuas caravanas de vehículos que se movilizan por diferentes sectores, no impresionan.

Y, acusar de oficialista a Mejía, es una muestra de debilidad. Y, mientras eso ocurre, Mejía se está reuniendo con sectores económicamente poderosos de la capital como de Santiago, a los cuales les expone su programa de gobierno.

Miguel, que no debió lanzarse a la búsqueda de la candidatura presidencial en este período, tomando en consideración la tremenda derrota que le provocó el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), bajo la dirección del Presidente Leonel Fernández Reyna, en los comicios pasados.

En la historia de participación electoral del PRD, no dejó de tener senadores. Hoy, para desafío de Miguel Vargas, esa entidad no tiene un senador de los 32 que tiene la nación.

Vargas Maldonado no sólo tiene grandes opositores entre los empresarios nacionales, que lo observan con recelos, sino que los propios norteamericanos lo vinculan mucho con las economías europeas, todo lo contrario de Mejía, que es visto como un dirigente político más equilibrado a ese respecto.

Sin importar lo que ocurra en el PRD, el gran problema es Leonel.

El hombre calculador, decidido, extraordinariamente capacitado, magnífico “tejedor” de ideas, de convencimiento indiscutible, maestro de  Leyes, por su condición de abogado, excelente relacionador público, respaldado por su maestría en el periodismo, brillante orador, devorador de libros y  amigo fiel en estos tiempos, en los cuales la fidelidad es tan escasa como encontrar una ballena en el Río Yaque del Norte.

El retorno al poder del PRD dependerá, en gran parte, de si Leonel va o no como candidato presidencial.

Si el Presidente Fernández Reyna decide postularse, acogiéndose a algunos de los articulados de la Constitución de la República, como son los 210 y 272,  las posibilidades de triunfar están a su favor.

Hipólito haría trabajar más a Leonel que Vargas, aunque el segundo del PRD tiene mucho dinero, pero el ex gobernante  tiene más empresarios y militares, por ser un ex Presidente de la República. La mayoría de los perredeístas de la base, está con el llamado “Guapo de Gurabo”.

-Gracias por su lectura.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top