Internacionales

Alemania y Suiza revisan sus políticas nucleares tras el accidente de Fukushima

El Jacaguero

El País.com.- El debate nuclear, nunca dormido del todo en Europa, se reabre ahora con más fuerza que en anteriores ocasiones desde que se conoció las amenazas de las centrales nucleares en Japón por culpa del terremoto que sacudió al país el pasado viernes. Sobre la mesa está la cuestión de analizar las lecciones del accidente nipón y si merece la pena ampliar la vida de las centrales nucleares.

El terremoto, además del tsunami, ha ocasionado grandes daños en instalaciones industriales, como esta refinería de petróleo en Ichihara, en la prefectura de Chiba, devorada por las llamas. AP

Con el debate abierto en todo el mundo, la canciller alemana, Angela Merkel, ha decidido revocar la decisión de prolongar el funcionamiento de las centrales atómicas, aprobada recientemente por su gobierno, según informaciones de la edición digital del semanario Focus. El semanario afirma que Merkel comparecerá con su vicecanciller y ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, para hacer este anuncio, como reacción a los accidentes nucleares generados en Japón por el terremoto y posterior tsunami.

La canciller ya anunció el pasado sábado que se revisará la seguridad de las 17 plantas en funcionamiento en el país. Sin embargo, la decisión de suspender el prolongamiento de vida de las centrales nucleares no ha sido confirmada. En cambio, hoy mismo, Westerwelle, que lidera el Partido Democrático Liberal, miembro de la coalición gobernante, ha avanzado asimismo la posibilidad de que se suspenda temporalmente la ley aprobada por el gobierno de centro-derecha. El responsable de Exteriores ha respondido a una pregunta de un periodista sobre si esa decisión que se tomó el año pasado podría quedar suspendida temporalmente diciendo “Me imagino que sí”. Por su parte, el ministro de Medio Ambiente, Norbert Roettgen, ha pedido una nueva evaluación de riesgos en las plantas nucleares y ha señalado que su partido y el de Merkel, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), deberían reabrir el debate sobre la energía atómica.

Alemania tenía un plan de abandono de esta fuente de energía aprobado en 2000 por el gobierno del entonces canciller Gerhard Schröder. De acuerdo con ese pacto, suscrito entre la coalición socialdemócrata-verde y la industria energética, la última de las 17 plantas nucleares alemanas debería quedar desactivada en 2021. El actual gobierno de centroderecha de Merkel derogó ese acuerdo y aprobó alargar la vida de las plantas una media de 12 años, ocho para las más antiguas y 14 años para las más modernas.

La canciller alemana ha sido criticada por la decisión del Ejecutivo de prorrogar la vida de las viejas plantas atómicas alemanas, una medida sumamente impopular entre los ciudadanos. Ayer, se convocaron en todo el país diversas marchas y concentraciones de protesta contra la política atómica gubernamental.

El debate y las críticas vertidas sobre el Gobierno alemán llegan en un contexto electoral muy disputado en Alemania. La CDU de Merkel podría perder el poder en las elecciones que se celebrarán dentro de dos semanas, en parte debido a que los Verdes, que se oponen a la energía nuclear y tienen cada vez más apoyo entre el electorado.

De hecho, el comisario europeo de Energía, Guenther Oettinger, que fue primer ministro del estado suroccidental de Baden-Wuertteberg, ha dicho que se debe comprobar rigurosamente la seguridad en las centrales más antiguas y no ha descartado cerrar algunas en caso de que fuese necesario. La posible pérdida del land de Baden-Württemberg, feudo democristiano y tradicional base política de los liberales, supondría un desastre político para Merkel y para su vicecanciller, el liberal Guido Westerwelle. Antes del desastre de Japón, las encuestas daban un empate entre el actual Gobierno regional de centro-derecha y el tándem SPD-Verdes.

Suspensión en Suiza

El debate en Suiza se ha zanjado temporalmente. El Gobierno ha decidido suspender todos las licencias en curso para autorizar nuevas centrales nucleares mientras se examina la seguridad de las ya existentes en el país, según ha anunciado hoy la ministra de Energía, Doris Leuthard.

La medida fue adoptada en respuesta a la grave alarma nuclear creada en Japón tras el accidente en la central de Fukushima. El Ministerio de Energía ha señalado que Leuthard ha ordenado “volver a examinar la seguridad de las centrales existentes”. La Inspección federal de la Seguridad Nuclear analizará las causas exactas del accidente nuclear en Japón, y de ahí podría decidirse la revisión de las normas actualmente en vigor en Suiza.

Austria quiere nuevas pruebas

Si en Alemania la política nuclear es controvertida, en Austria fue tan intenso el rechazo popular que el país es constitucionalmente no nuclearizable. El ministro austríaco de Medio Ambiente, Nikolaus Berlakovich, ha pedido hoy que se lleven a cabo pruebas de resistencia de las centrales nuclear europeas para revisar los niveles de seguridad tras la alarma que han provocado las explosiones en las plantas japonesas. “Voy a solicitar hoy que se organicen test de resistencia de las centrales nucleares. Esto debe hacerse rápido”, ha señalado Berlakovich durante un debate en un Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE.

Austria, un país tradicionalmente contrario a la energía nuclear y especialmente crítico con las decisiones de países como Alemania y España de alargar la vida de las centrales, cuestionó el grado de preparación de las plantas europeas para resistir terremotos, así como el funcionamiento del sistema de refrigeración de los reactores.

La UE, dividida

Las plantas atómicas producen alrededor del 15% de la energía consumida en la Unión Europea. Bruselas ha convocado una reunión urgente de responsables de la seguridad nuclear en la Unión junto a fabricantes y operadores de centrales, “para evaluar las consecuencias del accidente de Fukushima y tomar nota de las lecciones aprendidas”.

Los Veintisiete están divididos casi a la mitad con respecto a la energía nuclear, con ligera mayoría de nuclearizados: 15 de los socios cuentan con centrales atómicas. Campeona imbatible de lo nuclear es Francia, que genera a partir de 58 centrales el 75% de su energía eléctrica. Reino Unido es la segunda potencia nuclear comunitaria y ambos países tienen ambiciosos planes de expansión.

La presidencia húngara de turno de la UE ha comentado que, en su opinión, el Consejo de Ministros europeos de Medio Ambiente, que ya estaba convocado hoy para abordar otros asuntos, “no es el lugar adecuado para abordar estas cuestiones”, pero ha dicho que no iba a oponerse al deseo de las delegaciones de comentar la situación.

También tratarán de la situación en Fukushima hoy en París los ministros de Exteriores del G-8, donde el francés Alain Juppé ofrecerá a Tokio la experiencia de su país en seguridad nuclear.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top