Baseball

Don Mattingly no pierde tiempo

El Jacaguero

Por Guillermo Celis
ESPNdeportes.com

Aficionados y Fanáticos al “Rey de los Deportes”: tras casi dos semanas desde que comenzaran a reportar los jugadores a los campos de entrenamiento y ya con todos los equipos contando con plantillas completas y a punto de iniciar sus juegos de preparación (Ligas de la Toronja y Cactus), tuvimos ya los primeros “dramas” de la nueva temporada, primero con el contrato nunca arreglado de Albert Pujols, luego con la nueva borrachera con posterior disculpa incluida por parte de Miguel Cabrera y el más reciente, la baja por toda la temporada de Adam Wainwright que deja a los Cardenales con la imperiosa necesidad de buscar otro brazo en el mercado, si no quieren ver como sus expectativas se merman considerablemente.

A diferencia de Joe Torre, ya Don Mattingly dejó definido qué quiere y hacia dónde van los Dodgers de Los Angeles en esta próxima temporada. Analiza Guillermo Celis.Ap.

Y mientras todo eso ha sucedido en la Florida, el panorama en Arizona ha sido mucho más tranquilo en ese sentido. No tanto drama, no tantas situaciones fuera del diamante, los equipos se estructuran y practican en el terreno de juego, más que en las autopistas, los escritorios o los quirófanos.

Un gran ejemplo de esa situación se ha presentado en Glendale, en donde en la apertura de los campos de entrenamiento, Don Mattingly, quien viene por su primera campaña como manager de Grandes Ligas, puso orden desde el mismo inicio, algo que Joe Torre, su antecesor y gran maestro durante años, nunca pudo imponer en los Dodgers hablando del 2010.

Todavía recordamos cómo Torre, hace un año, comenzó la temporada con Vicente Padilla en el Juego Inaugural, pero con el argumento de que todavía no estructuraba su rotación de abridores, por lo que el nicaragüense era una especie de primero en la rotación pero solo de forma temporal. Dio la impresión después de que se cumplió aquel adagio de “el que mal comienza, mal acaba”, porque el dirigente de los Dodgers nunca terminó por estructurar a su cuerpo de abridores.

Mattingly, por el contrario, no tardó mucho en señalar a Clayton Kershaw como su abridor de Juego Inaugural contra los Gigantes, teniendo además muy claro el resto de su rotación con Chad Billingsley, Ted Lilly, Hiroki Kuroda y Jon Garland, pues si existía todavía alguna duda en relación a un puesto en esa rotación, lamentablemente quedó disipada con la lesión de Padilla.

Sus acciones como nuevo dirigente no quedaron en eso, pues apenas a horas de haber comenzado su campo de entrenamiento, también dejó claro que dos de los elementos que han quedado a deber en la organización, como Andre Ethier y Matt Kemp, están obligados no sólo a venir por ese año que tanto se ha esperado de ellos, sino a tomar el comando del equipo, a convertirse en los capitanes en el terreno que han brillado por su ausencia en los Dodgers desde hace varios años.

Ethier baterá tercero y Kemp cuarto a lo largo de toda la temporada, de acuerdo a lo que afirmó el manager, y les otorga esos puestos, los más importantes del line up, porque es momento de tomar la responsabilidad y responder a ella. Ya no hay pretextos, e incluso, Mattingly se animó a comparar a Ethier y lo que espera de él, con lo que hace Derek Jeter en los Yankees, en el sentido de que no necesita ser alguien que esté gritando y haciendo aspavientos todo el tiempo para convertirse en líder y capitán, sino que con jugar todos los días, con la ética de trabajo y las grandes facultades con que cuenta, es suficiente para colocarse ese título dentro de la casa club.

Otra situación que cambiará en Los Angeles será el corrido de bases. El regreso de Davey Lopes a la organización, les dará a los Dodgers una nueva dimensión que les había faltado en los años recientes. No hay que perder de vista que Lopes fue responsable de gran parte del éxito de los Phillies construyendo una dinastía, pues gracias a sus enseñanzas en el arte de estafar colchonetas, Philadelphia se convirtió en el equipo con mejor porcentaje de éxito en intentos de robo en la Liga Nacional, y los resultados saltaron a la vista.

Si en lo personal me quedaban algunas dudas de lo que podría hacer Mattingly al frente de un equipo tan importante recibiendo la alternativa como manager, las primeras acciones del nuevo dirigente de los Dodgers me las han disipado rápidamente. Con decisión, firmeza y don de mando, “Donnie Baseball” ha comenzado con el pie derecho su nueva faceta y cuidado si hasta juega pelota en octubre para estrenarse también en postemporada.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top