Baseball

Ismael Cruz y su impronta en Gigantes del Cibao

Horacio Nolasco

Ismael Cruz ha llenado las expectativas en su temporada y media  como gerente general de los Gigantes del Cibao, colocando  su impronta en sus dos primeras experiencias en tan importante puesto.

En la temporada 2008-09 los cibaeños ganaron su tercera serie regular al hilo, sin embargo antes de la llegada de Cruz  los Gigantes habían clasificado al round robin en cinco de siete temporadas, aunque no alcanzaron más de un tercer lugar en el standing de la regular, consiguiendo el primer puesto el torneo pasado.

El hijo del gran scout Pablo Neftalí Cruz es un hombre sumamente discreto y humilde, con pocas  ínfulas, en un mundo tan complicado como la gerencia de un equipo otoño-invernal. Nunca habla en primera persona de sus logros y siempre halaga su equipo de avanzada a la hora de reclutar jugadores para los Potros  o cuando firman para el profesionalismo.

Ismael llegó a los Gigantes del Cibao luego de la salida de Yindo Francisco en el 2016,  tras quedar descalificados un año después de lograr su primer campeonato y  no poder firmar a René Francisco ni a  Manny Acta. En una liga acostumbrada a los nombres sonoros, solo los ligados íntegramente al béisbol nuestro conocían la labor  de Ismael Cruz.

Cruz ha estado trabajando desde hace años como Scout. Con Washington (2011-2005),  Mets, 2007-2011 (firmando a Juan Lagares, Hanser Robles, Jeuris Familia); Toronto, 2011-2015 (incluidas las firmas de Vladimir Guerrero Jr., Miguel Castro) y desde el 2015  los Dodgers lo ficharon como Asistente Especial del Gerente General y Director de Operaciones para América Latina.

Su trabajo comenzó a ser visible con las grandes adquisiciones de los Gigantes del Cibao en el Sorteo de Novatos del año pasado.  Los Gigantes tenían la primera opción de seleccionar y escogieron a Eloy Jiménez, el jugador que este año  ha encabezado los principales departamentos ofensivos de la liga.

Entre los que secundaron a Eloy el sorteo pasado podemos mencionar a Edgar Santana (debutó este año en MLB y está en roster con el equipo), Seranthony Domínguez, Ángelo Gómez  y Adonis Rosa, tres  lanzadores que han sido claves este año, y  Sandy Alcántara, quien debutó  con los Cardenales en 2017. Hanlet Marte, envuelto en el cambio que llevó a los Gigantes a Aviatal Avelino, también fue sorteado el año pasado. Este año seleccionaron al talentoso José Sirí en primera instancia y a Raynel Espinal, ambos accionando con los cibaeños.

En una liga poco acostumbrada a los cambios, Ismael ha realizado varias transacciones que han traído jugadores como el francomacorisano Luis-Jampita-Marte, Junior Fernández, Rafael Bautista, Aviatal Avelino, Miguel Núñez (por Adrián Salcedo) y Carlos Ramírez.

Carlos Ramirez, un antiguo jugador de posición, luego convertido en lanzador (tiró 37.2 entradas  sin permitir carreras limpias en las Menores, debutando en las Mayores con Toronto,  lanzando  sus primeras 10.0 entradas en MLB  sin permitir anotaciones), transferido desde los Leones por la ronda 11 del Sorteo de Novatos LIDOM 2017. Lo de Ramírez puede ser similar a otros casos de jugadores con un nivel superior a los peloteros envueltos en cambios, pues los gerente aveces tienen que deponer las armas y ceder jugadores de cierto nivel por asuntos que suceden, sobretodo fuera del terreno de juego, y que escapan de las  manos gerenciales.

Los logros de Ismael Cruz han sido más que evidentes en temporada y media. Los Potros, con 14 triunfos en menos de un mes, encabezan junto a las Estrellas la tabla de posiciones, encaminándose a una clasificación temprana.  Cuando lo veo en el estadio y le señalo que está durmiendo tranquilo con el buen desempeño de su equipo, me responde como siempre,  esbozando una tímida sonrisa.

¿Que opinas sobre esto?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top