Internacionales

Las fuerzas de Gadafi causan ‘un genocidio’ entre los manifestantes

El Jacaguero

El País.com.- El régimen de Muamar el Gadafi intenta reprimir con máxima violencia las protestas recién llegadas a la capital. Este lunes, aviones militares han disparado contra los manifestantes que protestaban contra el Gobierno en Trípoli, dejando 250 muertos, según la cadena Al Yazira. La propia misión libia ante Naciones Unidas ha mostrado su “preocupación por el genocidio que se está produciendo en Libia”.

Varios manifestantes en Bengasi, con una bandera nacional previa a la era Gadafi. | AP

“Lo que estamos presenciando hoy [por este lunes] es inimaginable. Aviones de guerra y helicópteros están bombardeando indiscriminadamente una zona tras otra. Hay muchos, muchos muertos”, dijo Adel Mohamed Saleh, un activista político en Trípoli, a Al Yazira. Al parecer, dos pilotos se han negado a atacar a los manifestantes y han huido a Malta.

“Los aviones militares están atacando ahora a los civiles, a los manifestantes en Trípoli. Los civiles están aterrorizados“, dijo el activista Fathi al-Warfali, que dirige el Comité Libio para la Verdad y la Justicia, grupo opositor con base en Suiza. El diario electrónico Quryna, próximo al hijo mayor de Gadafi, Seif Al Islam, lo ha desmentido.

‘Es una masacre’

Además de los “intensos” bombardeos en varios barrios, según Al Yazira, la capital permanece “sitiada” por hombres armados que circulan en vehículos y disparan a los civiles. Según testigos citados por The New York Times, milicianos armados disparan a los manifestantes que se enfrentan a los antidisturbios.

“Lo que sucede hoy en Tajoura [un barrio de la periferia de Trípoli] es una masacre. Hombres armados disparan a ciegas. Incluso hay mujeres muertas”, dijo un testigo citado por AFP. En otro barrio de las afueras, Fachloum, otro testigo dijo que mercenarios armados, que llegaron en helicóptero, han disparado a todo aquel que estaba en la calle, dejando numerosos muertos.

“No sabemos lo que está pasando. Todo lo que puedo oír son disparos ocasionales”, dijo un vecino de un céntrico barrio de la capital. La pasada noche fue “un infierno”, según declaró una habitante del barrio rico residencial de Ben Achur. “Todo el barrio estaba sin electricidad y en la calle se escuchaban tiros sin cesar por todas partes”, afirmó.

Las protestas llegaron este domingo a la capital, tras haberse extendido por el este del país, donde los opositores controlan la ciudad de Bengasi (la segunda mayor de Libia). Este lunes, la sede Congreso General del Pueblo (el parlamento) y una comisaría de policía eran pasto de las llamas. Según Al Yazira, los manifestantes han saqueado varias comisarías de policía y las propias fuerzas de seguridad han asaltado por su parte bancos y otras instituciones gubernamentales.

Aunque no está clara la cifra de víctimas desde que el pasado martes arrancaron las protestas contra Gadafi, todas las fuentes hablan ya de centenares de muertos por la brutal represión. Saif el Islam, que este domingo dijo que se estaba exagerando la cifra de muertos, ha anunciado la creación de una comisión “para investigar las circunstancias y los sucesos que han provocado varias víctimas”, según la televisión estatal.

La televisión estatal anunció este lunes que las fuerzas de seguridad libias habían llevado a cabo una operación contra “los saboteadores y [los que siembran] el terror” que ha dejado “varios muertos”. A continuación, el canal estatal -que no especificó en qué lugar del país se desarrolló la ofensiva- mostró imágenes “en directo” de manifestantes pro Gadafi en la principal plaza de la capital y pidió a la población “colaborar con las fuerzas de seguridad y la policía”.

Criminal de guerra

La reacción ante la dura represión de las protestas empieza a surgir en las propias filas del régimen. La misión libia ante Naciones Unidas ha declarado su lealtad al pueblo libio, no a su gobierno y ha “expresado nuestra preocupación por el genocidio que se está produciendo en Libia”, en palabras del portavoz de la misión, Dia al Hotmani. “No vemos ninguna reacción de la comunidad internacional”, aseguró.

“Estamos seguros de que lo que se está produciendo en Libia son crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra“, aseguró el vice embajador, Ibrahim Dabbashi, a los periodistas en una rueda de prensa, ante un gran retrato del dictador libio. “El régimen de Gadafi ha iniciado el genocidio contra el pueblo libio”, aseguró, en declaraciones recogidas por el diario neoyorquino.

“Creo que asistimos al fin del coronel Gadafi, es cuestión de días. Ya dimita o sea el pueblo libio el que se deshaga de él”, dijo a la BBC.

El propio secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha hablado este lunes con Gadafi y le ha dicho que la violencia “debe parar inmediatamente”, según anunció un portavoz de Naciones Unidas.

A primera hora de la tarde, el ministro de Justicia libio presentó su dimisión por la “sangrienta situación” y la represión “contra manifestantes desarmados”, según dijo a Quryna. También ha renunciado el representante libio ante la Liga Árabe,

Horas después, se le sumó el ministro encargado de Emigracion y de la Comunidad Extranjera, Ali Errichi, que actualmente está en Boston. Errichi exigió al líder libio que abandone el poder y expresó su intención de dimitir. Según Al Yazira, varios embajadores libios acreditados en diversos países han anunciado ya su dimisión, como previamente formalizaron los acreditados en India, Indonesia y el Reino Unido.

Mientras tanto, la mayoría de los imanes de las mezquitas de Libia rechazaron este lunes un discurso que les había preparado el líder libio, y han llamado a la población a salir a las calles para luchar contra el régimen, según informaron a varias fuentes y testigos que acudieron a las oraciones en los templos.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top