Baloncesto

Los Heat no pierden la calma ante las derrotas y alegría de sus rivales

El Jacaguero

Redacción EE.UU., 13 nov (EFE).- Las últimas derrotas sufridas por los Heat de Miami, especialmente ante los Celtics de Boston, han sido utilizadas por los que criticaron la llegada de LeBron James al equipo para alegrarse e insistir en lo equivocado de esa decisión.

Boston Celtics Paul Pierce, derecha, defiende contra el Heat de Miami hacia adelante LeBron James, izquierda, durante la primera mitad de un partido de baloncesto de la NBA en Boston, el Martes, 26 de octubre 2010. (Foto AP / Charles Krupa).

Las figuras de los Heat, con James y el escolta Dwyane Wade a la cabeza, han reaccionado con tranquilidad, sin caer en las provocaciones como las del alero de los Celtics, Paul Pierce, y siguen con su filosofía de que al final van a “tapar” la boca a todos sus críticos.

Además, recuerdan jugadores como Wade que el comienzo de temporada no tiene mayor importancia, la definición de la liga no se inicia hasta el mes de marzo que, cuando ya no hay margen de error en la clasificación para la fase final.

Los Hawks de Atlanta comenzaron con una marca de 6-0, y ya han perdido cuatro partidos consecutivos. Orlando Magic lleva dos derrotas seguidas en su campo, y los Lakers ya perdieron su condición de invicto, mientras que los Hornets de Nueva Orleans son el único equipo invicto.

Pero Wade va mucho más allá y recuerda que el año que peor comenzaron la temporada fue en el que al final lograron el título de liga, aunque entre medias se dio un hecho importante, el puesto de entrenador lo dejó Stan Van Gundy y lo volvió a ocupar Pat Riley, actual presidente del equipo.

Todos los jugadores de los Heat creen que el comienzo de esta temporada, con una marca de 5-4 es una desilusión, pero también saben por experiencia que hay que conservar la calma.

“Por supuesto que los rivales están riéndose y contentos por nuestro comienzo de 5-4, y deberían estarlo”, admitió Wade. “Está bien que odien a los Heat. Pero mientras sigamos recibiendo el apoyo de nuestros seguidores, estaremos bien”.

Es cierto que los tres últimos campeones de la NBA –Celtics en 2008, Los Ángeles Lakers en 2009 y en junio de este año—no sufrieron la cuarta derrota, en promedio, hasta su vigésimo partido de la temporada.

Pero de ninguna de las maneras, la cuarta derrota ante los Celtics, significa que la temporada está perdida. El primer título de Michael Jordan con los Bulls, en Chicago, se dio en una temporada

en la que el equipo perdió los tres primeros partidos y seis del resto de los 11 encuentros.

En las 20 últimas temporadas, cinco equipos arrancaron con una marca de 5-4, o peor, y luego se proclamaron campeones de liga.

Los Heat que se proclamaron campeones de la NBA en 2006 apenas ganaron seis de sus 10 primeros encuentros, lo que Miami tratará de hacer hoy, sábado, cuando reciba a los Raptors de Toronto, que llegan crecidos después que la pasada noche vencieron a los Magic por 106-110.

Además llegan con el aliciente de enfrentarse a su ex compañero, el alero Chris Bosh, que durante siete temporadas fue su jugador franquicia hasta que decidió como agente libre firmar con el Heat.

“Creo que cuando pierdes dos consecutivos al principio (del año), todos esperan que nos entre pánico”, señaló el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “Estoy seguro que desde afuera piensan que estamos aterrados”.

Sin embargo, el entrenador de los Heat, al que ya comienzan a señalar como el causante de la falta de identidad al equipo de estrellas, considera que todo está bajo control.

“Lo más importante para nosotros ahora es mantenernos unidos como un grupo. Este es un grupo unido y todos quieren que las cosas salgan bien, y lo lograremos mientras mantengamos esa mentalidad”, señaló Spoelstra. “Somos nosotros contra el mundo”.

La valoración de Spoelstra es la correcta dada la reacción de casi todos ante el mal comienzo de la primera temporada de James, Wade y Bosh como compañeros.

Además los nuevos “Beach Boys” deben tener asimilado que son los poderosos de la NBA, que deben salir a jugar al máximo en cada partido y que nadie los quiere en la liga.

Tras la victoria del jueves, Pierce escribió en su cuenta de Twitter: “Fue un placer traer mi talento a South Beach”, en una clara burla al anuncio televisado de James de que ficharía con el Heat.

El ala-pívot Udonis Haslem no se ha quedado callado ante la provocación de Pierce y le ha calificado de “auténtico gánster de estudio”.

Por su parte, Spoelstra es consciente que debe hacer algunos cambios en el quinteto titular, especialmente en el puesto de pívot y podría darle entrada como titular al lituano Zydrunas Ilgauskas o al canadiense Jamaal Magloire en lugar de Joel Anthony.

“Es una realidad que todavía no estamos listos”, reconoció Spoelstra. “Lo estaremos y alcanzaremos nuestro mejor nivel”.

James también aseguró que los jugadores del Heat mantienen el ánimo y la concentración, sin importarles las críticas, porque saben que su reto final es conseguir el título de liga.EFE

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top