Baseball

Miami es un valle de lágrimas

El Jacaguero

Portland inflige la quinta derrota consecutiva a los Heat (96-105) en plena polémica porque hubo llantos en el vestuario tras el anterior partido ante Chicago.- Los Lakers ganan en Atlanta (87-101) y el jueves visitan al equipo de LeBron James

Miami es un valle de lágrimas. El equipo que reunió al lujoso big three el pasado verano, con los fichajes de LeBron James y Chris Bosh uniéndose a una estrella como Dwyane Wade, pierde fuelle por momentos y perdió su quinto partido consecutivo. Su verdugo esta vez fue Portland que ganó en el American Airlines por 96-105.

La situación es preocupante para los Heat, que no son capaces de ganar a ninguno de los rivales de cierta entidad a los que se han enfrentado, y que el jueves (1.00 de la madrugada del viernes, Canal +) reciben a los Lakers. El campeón atraviesa por un buen momento y ganó con autoridad en Atlanta (87-101). Fue su octava victoria consecutiva.

Phil Jackson pincha a los Heat

La derrota de Miami se produjo en plena polémica por la revelación de su entrenador Erik Spoelstra tras el partido que perdieron el pasado domingo ante Chicago. Spoelstra explicó que algunos de sus jugadores habían llorado en el vestuario. Se desencadenó un enorme debate en la prensa de Estados Unidos. Phil Jackson, poco antes del partido de los suyos en Atlanta, respondió a la pregunta que invariablemente se plantea a todos los entrenadores y jugadores. ¿Es normal que los jugadores profesionales lleguen a llorar tras un partido más de la fase regular del campeonato? “Esto es la NBA. Los se admite a los niños. Los adultos no lloran. Pero, si uno tiene que hacerlo, debe hacerlo en los lavabos, donde nadie pueda verle”, declaró Phil Jackson.

Howard no se cree los lloros

La pregunta de una manera u otra se le planteó a muchas estrellas. Dwight Howard dijo: “No me creo que lloraran. Si lo hicieron significa que les dolió mucho la derrota y que están muy implicados, pero yo solía llorar hasta que alguien me dijo que debía jugar 82 partidos en la fase regular del campeonato y que, tras una derrota, solo tenía que pensar en el siguiente. La última vez que lloré fue cuando perdimos la final contra los Lakers”, concluyo la figura de Orlando.

Kobe Bryant le quitó hierro al asunto. “Realmente no me importa si lloraron o no. Si lo hicieron no significa que sean blandos ni nada por el estilo”, afirmó. Preguntado sobre si él ha llorado a veces en el vestuario, confesó que no.

Los Blazers, en estado de gracia

La derrota de Miami se produjo ante un equipo en estado de gracia. Los Blazers han ganado sus seis últimos partidos y se consolidan en la sexta plaza de la Conferencia Oeste. Su última incorporación, Gerald Wallace brilló con 22 puntos y 9 rebotes. Aldridge logró 26 puntos y Miller y Roy, 14 cada uno.

Triple de Rudy

Rudy Fernández solo anotó un triple con una serie de uno de seis. Pero ese triple fue muy oportuno, en uno de los pocos momentos en que los Heat lograron igualar en el marcador. Quedaban siete minutos pero los Blazers dominaron el final y se permitieron el lujo de llegar a los dos últimos minutos con el partido prácticamente decidido: 91-100 tras una canasta de Aldridge.

Renovación de Nate McMillan

Wade sumó 38 puntos y LeBron James se acercó a un gran triple doble con 31 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias. Pero Bosh volvió a sumar un mal porcentaje en sus tiros y el resto del equipo apenas aportó gran cosa porque el juego de los Heat giró por completo alrededor de LeBron y Wade. El banquillo de los Blazers dominó al de los Heat por 41-8. Poco antes del partido en Miami, los Blazers anunciaron la extensión de contrato por dos temporadas más a su entrenador Nate McMillan.

Octava consecutiva de los Lakers

Los Lakers barrieron en Atlanta con una actuación muy completa de todo su equipo. Kobe Bryant fue una vez más su máximo anotador con 26 puntos. Bynum sobresalió con 16 puntos y otros tantos rebotes, mientras que Pau Gasol obtuvo 14 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias. La defensa de los Lakers evitó que ningún jugador de los Hawks brillara en exceso y su máximo anotador fue Horford con 17 puntos.

Milwaukee, con 23 puntos de Brandon Jennings y 22 de Salmons, venció en la cancha de Washington, con el que sobresalió Crawford, con 22 puntos. Philadelphia continúa su buena racha con su tercera victoria consecutiva, esta vez ante Indiana por 100-110 y con 18 puntos de Young, 16 puntos y 10 rebotes de Iguodala y también 16 puntos de Holiday.

Fuente|ElPais.com

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top