Internacionales

Misrata, ciudad del oeste símbolo de la resistencia, está cercada por los leales Gadafi

El Jacaguero

ElMundo.es.- Mientras los aviones de Gadafi siguen bombardeando las posiciones rebeldes de Libia, Reino Unido y Francia están planeando proponer una resolución de la ONU que establezca una zona de exclusión aérea sobre el país. Otros países del entorno ya habían apoyado esta idea que será debatida también en la OTAN este jueves en una reunión de los ministros de Defensa de la alianza. Sin embargo, la comunidad internacional está dividida en torno a la viabilidad de esta propuesta, informa la BBC.

Ataque de la armada libia en una zona controlada por los rebeledes. | Reuters.

Este debate se pone de actualidad cuando las fuerzas leales a Gadafi han relanzado contraataques para recuperar el control perdido ante el avance continuo de los revolucionarios libios. Además, este lunes la Casa Blanca ha reconocido que estudia proporcionar a los rebeldes libios armas para adelantar acontecimientos y la solución del conflicto en Libia. Al mismo tiempo, el portavoz del Ejecutivo de Obama reconoció que esa opción estaría “fuera de la legalidad”.

Por otra parte, esta madrugada varias agencias se han hecho eco de un comunicado no confirmado difundido por Al Jazeera en el que los rebeldes aseguran haber recibido un mensaje de Gadafi en el que el dictador se ofrecía a abandonar el poder con la única condición de mantener su riqueza. Los rebeldes habrían rechazado esta oferta.

La propuesta de la zona de exclusión aérea ha sido defendida por el ministro de Exteriores británico William Hague que declaró a la BBC que “estaban trabajando” con sus aliados en ese asunto al tiempo que recordó que un apoyo de los países árabes y de África sería definitivo para que la iniciativa se hiciera posible. Hague también apuntó que la medida requiere de un apoyo firme de la ONU y la OTAN.

Aunque los detalles del borrador ya están listos en Naciones Unidas, todavía no han sido distribuidos entre los diplomáticos debido a las reticencias de algunos países. Por ejemplo Rusia o China ya han expresado su rechazo a cualquier clase de intervención militar en Libia. “Los libios tienen que resolver sus problemas ellos mismos”, dijo el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

Una zona de exclusión aérea no sería sólo un tecnicismo. El primer paso sería probablemente bombardear las defensas aéreas libias. Sin embargo, los países occidentales quieren evitar un compromiso a largo plazo tras lo ocurrido en Irak y Afganistán.

Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, de visita en Afganistán, advirtió de que cualquier acción en Libia “deberá ser el resultado de una aprobación internacional”.

Cercados por los leales a Gadafi

Mientras la comunidad internacional sigue intentando consensuar una respuesta a los acontecimientos en Libia, sobre el terreno los responsables de distribuir la ayuda humanitaria hablan de un millón de personas en situación de urgente necesidad.

Con los civiles rodeados por fuerzas leales a Gaddafi en dos ciudades del oeste, Misrata y Zawiyah, persiste el temor a una crisis humanitaria creciente si continúan los combates. “Las organizaciones humanitarias necesitan acceso urgente ahora. La gente está herida y muriéndose y necesita ayuda inmediatamente”, dijo la coordinadora de ayuda de la ONU, Valerie Amos.

En Misrata, ciuadad controlada por los rebeldes, los heridos estaban siendo atendidos en el suelo de los hospitales debido a una catastrófica escasez de instalaciones médicas. Es la mayor ciudad en el oeste que no está en manos de Gaddafi y su resistencia contra una milicia comandada por uno de sus hijos la ha convertido en un símbolo del desafío al líder libio.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top