Principal

Muere tercer manifestante en disturbios en Haití por el cólera

El Jacaguero

Por JONATHAN M. KATZ

PUERTO PRINCIPE (AP) — Un tercer manifestante murió el miércoles en los disturbios contra la ONU surgidos por el temor de la población ante la epidemia de cólera, aunque las protestas perdían intensidad en el norte del país.

En la capital también hubo pequeñas manifestaciones.

Por su parte, las autoridades de salud en Florida confirmaron un caso de cólera. Se trata de una mujer que visitó recientemente Haití, pero agregaron que la enfermedad posiblemente no se propague en Estados Unidos debido a las mejores condiciones sanitarias de ese país.

Un día antes se detectó un caso de cólera en la República Dominicana. El enfermo es un inmigrante haitiano que había estado recientemente en su país.

En Cabo Haitiano, donde comenzaron los disturbios el lunes, un vehículo blindado de las Naciones Unidas cayó en una zanja cavada por los manifestantes en la calle, dijeron testigos y André Leclerc, vocero de la policía de la ONU. Cuando los soldados salieron para empujar el vehículo, los manifestantes les arrojaron piedras.

Los efectivos comenzaron a disparar y mataron a un manifestante e hirieron a otros: uno en la cara, otro en el estómago y otro en la pierna, dijeron testigos a un camarógrafo de AP Television News. La víctima mortal fue mostrada a los reporteros con un disparo en la axila izquierda.

La ONU negó que sus efectivos hubieran disparado, e insistió que ninguno de los bandos empleó armas de fuego. El organismo internacional reconoció previamente en la semana que uno de sus efectivos mató a uno de los dos manifestantes muertos durante los disturbios, pero agregó que le disparó en defensa propia.

Fuera de eso las protestas fueron mucho más tranquilas el miércoles en comparación con los primeros dos días, aunque aún había barricadas en llamas y los manifestantes arrojaban piedras a los policías que intentaban retirarlas.

El jefe de la policía nacional y otras autoridades realizaron una conferencia de prensa en Cabo Haitiano, la segunda mayor cuidad de Haití, para exhortar a la calma.

Los disturbios comenzaron el lunes en el norte y el centro del país debido a los rumores de que la epidemia de cólera, que ha matado más de 1.000 personas en un mes, llegó al país con una unidad de cascos azules nepaleses.

En los actos violentos parecen haberse combinado el resentimiento que por mucho tiempo acumularon algunos haitianos contra el cuerpo de 12.000 soldados de la ONU, y la sospecha de que la fuente de la epidemia podría haber sido una base del organismo multinacional.

Las autoridades de la ONU han evitado tratar de determinar la fuente de la infección y niegan cualquier responsabilidad en el brote. En cambio, sostienen que el mensaje contra la organización en los disturbios busca crear un clima de inseguridad antes de las elecciones del 28 de noviembre.

En Puerto Príncipe un grupo de manifestantes participó en una protesta pequeña y pacífica marchando rumbo al Palacio Nacional, derrumbado desde el terremoto del 12 de enero. Los participantes rompieron y quemaron afiches del candidato Jude Celestin, perteneciente al Partido Unión del presidente René Preval y director de una compañía de construcción estatal. Muchos de los manifestantes habían sido recientemente despedidos por las empresas estatales de telefonía y construcción.

Los manifestantes dijeron que realizarían más protestas en la capital el jueves.

Los trabajadores humanitarios indicaron que los disturbios han interferido con sus esfuerzos por combatir el cólera, que ha llevado a la hospitalización de más de 16.700 personas.

La ONU canceló los vuelos que transportaban jabón, equipo médico y personal a Cabo Haitiano y Puerto de la Paz debido a la violencia, dijo la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la organización.

El grupo humanitario Oxfam suspendió los proyectos de purificación de agua con cloro y la Organización Mundial de la Salud detuvo el entrenamiento del personal médico, informó la Oficina.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top