Internacionales

Proyecto pionero en México para reducir las emisiones de CO2

El Jacaguero

María Esperanza Sánchez

BBC Mundo

En los refrigeradores de una pequeña cadena de restaurantes en México podría estar la clave para el éxito de un nuevo esquema que intenta reducir las emisiones de carbono entre pequeñas y medianas empresas en ese país.

Proyecto pionero en México para reducir las emisiones de CO2.

La cadena, cuyo nombre aún no ha sido revelado al público, jugará un papel pionero en una iniciativa de Naciones Unidas que hasta hace poco había beneficiado a proyectos de mucho mayor escala.

“Lo que estamos haciendo principalmente es reducir el consumo eléctrico de las compañías mediante sistemas más eficientes, ya sea de iluminación o refrigeración, con el uso de tecnologías verdes ya existentes”, le dijo a BBC Mundo Manuel Rosenberg, director de Ramp Carbon, la institución que desarrolló el esquema.

En el caso de México se instaló un dispositivo en todos los refrigeradores de la cadena de restaurantes.

El proyecto piloto es una variante de un mecanismo establecido por la ONU como parte de los acuerdos de Kioto, que permite a los países ricos cumplir con sus metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero financiando proyectos de energía limpia en los países en desarrollo.

Plan pionero

Hasta hace dos años, el llamado Mecanismo de Desarrollo Limpio (CDM, por sus siglas en inglés) había funcionado sólo para grandes proyectos individuales, en parte porque se requiere de una inversión inicial cuantiosa.

“Lo que se ha hecho ahora es presentar un plan ante la ONU que permite juntar muchos proyectos pequeños, como esta cadena de restaurantes en México, y agregarlos de manera que, juntos, sumen una cantidad importante de reducción de emisiones”, explicó Ronsenberg.

Lo que se ha hecho ahora es presentar un plan ante la ONU que permite juntar muchos proyectos pequeños, como esta cadena de restaurantes en México, y agregarlos de manera que, juntos, sumen una cantidad importante de reducción de emisiones

Manuel Rosenberg, director de Ramp Carbón, México

Anteriormente, firmas pequeñas no podían participar de este esquema porque sólo calificaban las instituciones o compañías que generaran un volumen significativo de disminución de gases tóxicos.

Sólo seis planes de esta naturaleza se han presentado ante la ONU, comparado con casi 3.000 para grandes proyectos individuales. México es el primer país de América Latina donde se implementa para beneficio de pequeñas y medianas empresas.

Por medio de este esquema se colocaron equipos más eficientes tanto de iluminación como de refrigeración en esas empresas y se estableció un sistema de monitoreo para calcular con exactitud cuánto se ahorra con los nuevos aparatos.

Rosenberg agregó que lo innovador de esta iniciativa es el sistema de financiamiento, ya que las firmas no tienen que desembolsar nada inicialmente y van pagando la inversión por la renovación de los equipos con los ahorros que generan.

Ventajas del proyecto

Rosenberg explicó que eliminando la inversión inicial y estructurando los pagos en función de los ahorros que generan las empresas se busca superar uno de los obstáculos que dificultan el acceso a tecnología limpia en los países en desarrollo.

El presidente Calderón prometió reducir las emisiones de carbono en 50 millones de toneladas para 2012.

“Nosotros medimos los ahorros energéticos, los transformamos en reducción de emisiones de carbono y hacemos un agregado con los resultados de muchos establecimientos pequeños y con esto vamos ante la ONU para obtener los certificados que nos permitirán emitir los bonos de carbono”.

Con estos bonos, que pueden comercializarse en el mercado internacional, las compañías generan un ingreso adicional.

“Hay un ahorro por disminución del consumo eléctrico y un ingreso adicional por la venta de carbono, y eso hace mucho más factible que nosotros podamos entrar y hacer una renovación de los sistemas eléctrico y de refrigeración”, dijo Rosenberg.

Los bonos de carbono son uno de los mecanismos para reducir las emisiones establecidos en el Protocolo de Kioto.

El sistema ofrece incentivos económicos para las empresas privadas que reduzcan las emisiones mediante el canje de estos bonos que tienen un precio establecido en el mercado.

¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top