Formula Uno

Renault apuesta por la innovación

El Jacaguero

MANEL SERRAS

Los ingenieros de Renault han vuelto a demostrar que son capaces de hacer un buen coche. Como la mayoría de escuderías, partieron también de un papel en blanco. Pero esta vez, antes de realizar el primer dibujo, se sentaron a la mesa y comenzaron a soltar ideas aunque aparentemente fueran un sinsentido. “Después se reunió la cúpula y analizamos lo que se había dicho”, comenta Eric Boullier, jefe de equipo de Renault. “Teníamos claro que íbamos a hacer una apuesta por la innovación. Y la hicimos”.

El resultado es el R31, probablemente el mejor coche de la escudería francesa desde que Fernando Alonso ganó los títulos de 2005 y 2006. Y seguramente, el que aporta en 2011 los cambios más creativos de la parrilla. La colocación de los escapes en la parte delantera de los pontones con salida hacia atrás, potenciada por unos deflectores que lanzan el aire caliente hacia el difusor, es una idea al menos tan genial como la de Adrian Newey al abrir un gran respiradero al final del capó para dar salida a los gases calientes hacia el difusor con el fin de obtener más fuerza aerodinámica y conseguir un secundario efecto de reflujo impulsor. Realmente, estas son las dos novedades más importantes que han podido observarse en el pit-lane.

“Estuvimos mucho tiempo reflexionando sobre eso y hubo muchas discusiones entre los especialistas en aerodinámica y los coordinadores. Corríamos riesgos. Pero al final dijimos: ‘¿por qué no?’. Es la evolución más importante que plantea nuestro monoplaza y ha permitido encontrar otras vías de trabajo que no se ven y que no puedo explicar”, prosigue Boullier. Es evidente que no lo cuenta todo. El nuevo reglamento, con la incorporación del KERS, el alerón trasero móvil, los nuevos neumáticos Pirelli y la eliminación del doble difusor y del conducto f, obligó a cambiar muchas cosas. Y entre ellas, los ingenieros tendieron a optimizar la parte trasera, estrechando el motor para compensar la presencia del KERS y adaptándolo al nuevo diseño trasero. Renault aprovechó estos cambios en el motor para retocar la inyección y lograr una mejor combustión.

“Los escapes de Renault son una de las soluciones más imaginativas que se han visto esta temporada”, dice el ingeniero español Martín Clerch, que colabora con varios equipos. “Lo más importante no es el aire caliente que llega al difusor, sino que este aire crea dos barreras laterales que impiden que el aire frío que entra por la parte baja del coche cuando va a toda velocidad se disperse antes de llegar al difusor. Es genial. Consiguen canalizar el aire frío que atraviesa el suelo del coche sin necesidad de los conductos, que ahora están prohibidos. Y estoy convencido de que esta fórmula va a ser copiada”.

Renault logró tres podios el año pasado con Robert Kubica. Aunque el polaco se perderá toda la temporada tras sufrir un grave accidente en un rally, la escudería tiene grandes esperanzas de repetir esta campaña. Sus tiempos en los entrenamientos de pretemporada acreditan sus progresos. “Es pronto para decir si vamos a ganar carreras”, comenta Boullier. “Será duro estando ahí Red Bull y Ferrari. Pero nuestros rivales directos serán ellos. Aunque respeto mucho a Ross Brawn, a Mercedes y a McLaren y sé que tienen más medios, si podemos estar por delante de ellos será un gran éxito para nosotros”.

La ausencia de Kubica dejó al equipo en estado de shock. “Si era tan importante es porque se había integrado. Y con Heidfeld está ocurriendo lo mismo”. Renault ha hecho los deberes. Su problema puede ser que otros equipos los hayan hecho mejor.

Fuente|ElPais.com


¿Que opinas sobre esto?

Más Populares

To Top