Un marido insatisfecho pregunta cuánto sexo es lo normal. Y esto es...

Un marido insatisfecho pregunta cuánto sexo es lo normal. Y esto es lo que le dijeron

Desde que tuvieron al niño no hacen el amor. Y él está tremendamente preocupado. Tanto que ha abierto un hilo en un foro para preguntar qué sucede. Atento a las respuestas

115
0
Compartir
Ella no quiere acostarse con él, y no sabe qué hacer. (iStock)

Acabáis de empezar vuestra relación y todo va viento en popa. El sexo es muy bueno y abundante, y os lleváis a las mil maravillas. Pasan unos años y os casáis (o firmáis una hipoteca, que hoy día viene a ser lo mismo). El sexo comienza a concentrarse en los fines de semana. No sabes muy bien qué ha pasado pero ha sido así. Tiempo más tarde, tenéis niños. ¿El sexo? ¿Qué era eso? Ya ni te acuerdas.

Puede ser tu historia o la del buen hombre que ha expresado su malestar en el foro de padres ‘Mumset‘. El marido, que se hace llamar ‘PseudoDad’, ha abierto un hilo en esta web para preguntar a las madres si es normal que su mujer haya perdido el apetito sexual en él después de parir.

“Necesito un consejo de las mujeres. Llevamos casados seis años, y tenemos un hijo maravilloso de un año y medio. Soy feliz en todos los aspectos de mi vida menos en uno: en el dormitorio. Desde que nació el pequeño, hace casi dos años, mi esposa y yo hemos tenido relaciones sexuales solo cinco veces. Antes de la paternidad, lo hacíamos dos veces por semana”, escribe.

El marido está muy preocupado porque su mujer no quiere acostarse con él tras tener el niño. Diversas madres le responden, y la cosa no es alentadora

El señor asegura que ambos trabajan, algo que “puede ser agotador”, pero no tanto como para no tener fiesta por las noches. Afirma que no ha perdido el interés erótico en su mujer, pues “es hermosa y ha mantenido su aspecto y figura” después de tener el bebé. “Ella es la única a la que quiero”. El insatisfecho confiesa además que ha tratado de hablar con ella del tema, y considera haber sido suficientemente paciente en el campo sexual: “Comprendí sus preocupaciones cuando estaba embarazada y el hecho de que necesitara una pausa después del nacimiento… pero ¿cuándo es suficiente?”.

La pregunta y la preocupación de ‘PseudoDad’ ha tenido decenas de respuestas e impresiones de los foreros. Recogemos las conclusiones:

1) “No ayudas en casa”

El primer comentario alude a las tareas del hogar. Su mujer no quiere acostarse con él porque no ayuda en casa. “¿Ayudas con las labores de la casa? Si no es así, olvídate de lo demás”, asegura un forero.

El padre contesta: “Hago algunas tareas: limpieza, planchado… pero no tanto como mi esposa. Trabajo a tiempo completo y tengo un empleo que incluye noches y fines de semana; ella trabaja 3 días a la semana”. Ajá, ¿podría ser un factor?

2) “No es su prioridad”

Otro internauta remite al hombre a un blog que se publicó recientemente, desde la perspectiva de la mujer. Decía esto: “Yo diría que tenemos sexo una vez al mes, a veces mucho menos de eso. Acostarme con él está muy abajo en mi lista de prioridades. Ahora no puedo encontrar la energía para ello, y prefiero no hacerlo. Cuidar de un niño es agotador”.

El padre contesta: “Acepto que cuidar a un niño es muy cansado. Yo lo hago también. ¿Acaso estás sugiriendo que debería dejarla salir más para que se lo pase bien mientras yo me quedo con el niño? Cada noche le hago té, baño a nuestro hijo mientras ella se relaja después del día (sé que ella lo necesita)”. Pues sí, todo parece indicar que ella prefiere estar en el sofá que en la cama con él. C’est la vie.

3) “Tienes que esperarla”

Esta mujer le aconseja que sea paciente: “Criar a un niño es agotardor y no es comparable con tener un trabajo (…) Debes aceptar que ella simplemente no está interesada en el sexo en este momento. Tienes que apretar los dientes y esperar a que ella sienta que quiere de nuevo. No debería acceder a acostarse contigo solo porque tú quieres”.

4) “No magnifiques el asunto”

Las ganas de sexo de una mujer, según este forero, son directamente proporcionales a la cantidad que tiene. “Por desgracia, cuanto menos relaciones sexuales tengas, menos deseo tienes. Es un círculo vicioso que se vuelve más fuerte por el agotamiento de criar a un niño y el trabajo. Ejercer tanta presión en el tema del dormitorio solo magnifica el asunto. Solo debes tratar de disfrutar del tiempo que pasáis juntos. Incluso si solo os dais un abrazo“.

5) “Necesita sentirse apreciada y amada”

Nuestro protagonista igual no presta demasiada atención a la conquista. “Deberías sacarla a cenar, a beber vino o hacer alguna escapada. Ella necesita sentirse apreciada, amada y apoyada”.

6) “Su cuerpo no siente igual”

Una mujer opina del tema, ya que a ella le ha pasado: “Solía tener un deseo sexual alto hasta que tuve hijos. Mi cuerpo ya no siente igual las cosas. En serio, las madres no tienen deseo sexual en absoluto. Todo está como entumecido. Estoy segura de que el parto y las hormonas cambian el cuerpo. ¡Quiero que mi deseo vuelva! No tiene nada que ver con lo que siento por mi marido. Es como si fuese algo médico”.

Otra forera llega a esta misma conclusión: “La libido se pierde después del parto. No me sentía cansada para tener relaciones sexuales, sino que directamente las hormonas necesarias habían desaparecido. Yo lo describía como “baterías que faltan“. No es bueno intentar forzar si las pilas se acabaron. Pensé que era la lactancia materna, pero en realidad mi libido no reapareció hasta que mi hijo tuvo 3 años”.

¿Cuánto sexo es normal tener?

El hombre ya puede hacerse una idea de por qué su mujer no quiere acostarse con él. No es un drama, sino una etapa. Muchas personas creen que no hacen el amor lo suficiente; otras, las menos, creen que lo hacen demasiado; pero todas se preguntan lo mismo: ¿cuánto es “lo normal”? ¿Cuántas relaciones sexuales debería estar teniendo este internauta insatisfecho?

Parece que ‘lo normal’ es hacerlo una vez a la semana. El 71,7% de los hombres y el 65,3% de las mujeres así lo aseguran en una encuesta

Pues bien, basándonos únicamente en las estadísticas podemos asegurar que lo habitual es hacer el amor al menos una vez a la semana. Al menos eso es lo que determinó un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas, que concretó que el 71,7% de los hombres y el 65,3% de las mujeres mantenían relaciones sexuales al menos una vez cada siete días, el 25% de los encuestados lo hacían tres o cuatro días a la semana y el 3,7%, a diario.

Ojo, son solo cifras. La asiduidad con la que practicamos sexo únicamente es importante si nuestra pareja considera que no es la adecuada. Como explica el reputado psicoterapeuta Robert Weiss en ‘Business Insider’, el exceso o la falta de sexo solo es un problema real a nivel psicológico si entorpece nuestrarelación de pareja o desencadena otras trabas como estrés, ansiedad o falta de autoestima. Cuando el caso es extremo, Weiss recomienda acudir a un terapeuta, algo que igual hace nuestro amigo forero, ya que parece que su sequía sexual va para largo.

elconfidencial.com

Compartir

No hay comentarios