Un niño de seis años fue el inesperado protagonista del GP de España

El pequeño fanático de Ferrari lloró tras el repentino abandono de su ídolo, Kimi Raikkonen, quien al ver las imágenes le cumplió un gran sueño.

El Jacaguero | 14 Mayo, 2017

El pequeño fanático de Ferrari lloró tras el repentino abandono de su ídolo, Kimi Raikkonen, quien al ver las imágenes le cumplió un gran sueño.

El GP de España del 2017 no será el más recordado para el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), que abandonó tras un incidente en la salida con Max Verstappen (Red Bull), circunstancia que provocó el llanto de un niño en las gradas, quien finalmente pudo cumplir el sueño de conocer a su ídolo.

Mientras Lewis Hamilton y Sebastian Vettel se batían en un apasionante duelo sobre el asfalto del Circuito de Barcelona-Cataluña, las cámaras enfocaron el cuartel general de Ferrari, donde el joven francés de seis años, que había lamentado el accidente del finlandés, pudo fotografiarse con todo un campeón del mundo.

View image on TwitterView image on Twitter

LAP 1/66: Agony for Kimi (and one of his young fans) 😢 RAI is out after damaging front left of his car 🇪🇸

Vestido con la indumentaria roja de la escudería italiana, el niño fue enfocado por las cámaras de la realización televisiva poco después de que el Ferrari del finlandés se quedara en la escapatoria del trazado de Montmeló tras tocarse con Verstappen.

El llanto del joven aficionado de Ferrari acabó en un sueño, y una hora y cuarto después del incidente, las cámaras mostraban al otro protagonista del GP de España charlando con Raikkonen en el cuartel general de Ferrari que está instalado en el ‘paddock’ de Montmeló.

La organización del GP puso en las redes sociales: “Agonía para Kimi (y uno de sus fans llora). Rai está fuera después de sufrir daños en la parte izquierda delantera de su coche”

De la decepción más profunda a hacerse una foto junto a su ídolo en menos de dos horas, una muestra de que algo está cambiando en el circo de la Fórmula 1 desde el cambio de propietarios.

Y es que conectar con los aficionados es uno de los objetivos de Liberty Group, compañía que adquirió los derechos de la competición el pasado año.

“Bajo el mando de Bernie Ecclestone, la Fórmula 1 era un negocio que decía no a todo. Ahora queremos decir sí a muchas más cosas”, explicaba hace unas semanas el nuevo presidente de la F1, Chase Carey.

Mientras la compañía estadounidense encuentra la fórmula mágica para mejorar el espectáculo en la pista, gestos como el de hoy entre Raikkonen y el joven aficionado de Ferrari parecen demostrar que alguna cosa se está moviendo en el seno de la F1.

¿Que opinas sobre esto?