Acusan dominicanos por secuestro y atraco en el Alto Manhattan

0
145
Justin Tallis / AFP

Por Miguel Cruz Tejada

Nueva York.- La fiscalía del distrito de Manhattan, anunció las detenciones y acusaciones de los dominicanos César Guzmán (Fuego), Allen Núñez (Joker) y Darrel Colón (Obispo), quienes supuestamente atracaron un hombre en el Alto Manhattan y le robaron una billetera digital con criptomonedas valoradas en $1.8 millones de dólares.

El comunicado dice que el trío siguió a la víctima por varias calles del vecindario, hasta que lo interceptaron y consumaron el robo.

Los tres son acusados ​​de delitos graves de hurto mayor, secuestro, robo, posesión de propiedad robada y uso criminal de un arma de fuego.

Los tres hombres ayudaron a Luis Meza, acusado previamente, de secuestrar a un hombre en noviembre y robar su moneda digital, dijeron los fiscales.

El esquema de robo fue orquestado por Meza, pero los tres hombres acusados ​​el martes jugaron un papel clave para convencer a la víctima de que le cediera el acceso a su billetera digital, que tenía $1,8 millones de la criptomoneda Ether.

“Los inversores no son los únicos en rastrear los valores fluctuantes de las monedas digitales.

Todos, desde ciber delincuentes sofisticados hasta estafadores modernos y estafadores de la vieja escuela también están vigilando de cerca”, dijo el fiscal Cyrus Vance Junior en el comunicado.

Luego de que Meza se reuniera con la víctima el 4 de noviembre, insistió en que la llevara un servicio de automóvil a su casa en el Manhattan.

Luego ordenó a la víctima que se metiera en una minivan esperando, en la que Guzmán, Núñez y Colón estaban al acecho.

Núñez se hizo pasar por un conductor de autos y comenzó a llevar a la víctima al Alto Manhattan cuando Colón, escondido en la parte trasera del vehículo, saltó y amenazó a la víctima con un arma, dijeron los fiscales. Colón obligó a la víctima a entregar su teléfono, su cartera, las llaves de su casa y su contraseña de la billetera digital, que fueron entregados a Meza y Guzmán.

Meza y Guzmán fueron al apartamento de la víctima y entraron usando sus llaves, mientras que Núñez y Colón continuaron conduciendo al hombre por el Alto Manhattan durante aproximadamente dos horas.

Una vez dentro, Meza y Guzmán agarraron una caja que contenía la billetera digital de la víctima y dejaron el apartamento con ella en su poder.

Meza obtuvo acceso a la billetera digital usando la contraseña obtenida por Colon y transfirió los $1.8 millones en Ether a su cuenta personal, dijo la policía.

El cabecilla fue acusado en diciembre de 2017.

La víctima finalmente pudo escapar de la minivan y llamar al 91. Su identidad no fue revelada.

“Como se alega en este caso, los acusados ​​trabajaron juntos para llevar a cabo un secuestro, robo a mano armada y robo de más de $1.8 millones en criptomonedas, en un ataque violento que demuestra la línea que se desvanece entre el crimen callejero y el ciber crimen”, dijo el fiscal Vance en la declaración.