Ajax humilló al Real Madrid y lo eliminó en su casa

0
543
JESUS ALVAREZ ORIHUELA

Con el fracaso consumado, es hora de sacar conclusiones. Solari no seguirá en el banquillo y varios jugadores están en la cuerda floja…

El Madrid ha tocado fondo. Su único objetivo deportivo de aquí hasta final de temporada es asegurar la plaza de Champions, por lo que la actividad principal se trasladará a los despachos. El fin de ciclo es evidente. Con el fracaso consumado, llega la hora de las conclusiones. La primera es evidente: Solari no seguirá en el banquillo la próxima temporada. Más allá de eso, de momento en el club no son partidarios de una revolución total (creen que en esta plantilla hay muchos jugadores aún muy válidos), pero sí piensan que hace falta una revolución parcial. Y en esa transformación, hay varios señalados.

Quien más tocado queda en esta debacle es Bale. En el club se han cansado de su actitud y sus desplantes: está sentenciado. A diferencia de otras temporadas, en las que no se escuchaban ofertas por él, ahora sí que se hará. Este proyecto se inició con él como bandera y no sólo no ha liderado al equipo, sino que ha terminado por perder su puesto en el once y ha mostrado actitud muy alejada de la que debería tener un líder.

Otro que queda muy tocado es Isco. El malagueño no ha tenido opciones con Solari, pero lo que se le reprocha es su actitud: en lugar de revertir la situación, se enfrentó al técnico. Esa forma de actuar ha molestado mucho en el Madrid. La última palabra la tendrá el nuevo entrenador, aunque se escucharán las ofertas que lleguen por él.

Marcelo, como segundo capitán, también tiene su futuro en el aire. Aunque nunca ha tenido un mal gesto ni una mala palabra (celebró efusivamente el gol de Asensio), su situación es insostenible. Si sigue de suplente, club y jugador tendrán que buscar una solución. Su relación con la zona noble es magnífica, por lo que su caso es de los menos problemáticos: se buscará un punto de acuerdo entre las partes.

Además de los pesos pesados, también se tomarán medidas con los secundarios. Tres nombres destacan sobre el resto: Mariano, Vallejo y Brahim. En el caso del primero, no ha rendido como se esperaba. Contra el Ajax, Mariano ni estuvo en el banquillo (fue desconvocado) a pesar de ser el único recambio puro de Benzema. Ni Lopetegui ni Solari han confiado en él, por lo que se le buscará una salida. El caso de Vallejo y Brahim son diferentes. Existe confianza en ambos. Al central se le buscará un destino en el que pueda tener continuidad y olvidar las lesiones que le han lastrado en el Madrid. En el caso de Brahim, podría buscarse una cesión. Es una opción a la que el jugador en un principio se negaba, pero tras su escaso protagonismo podría replanteárselo.

El resto de la plantilla
Una reconstrucción siempre conlleva medidas inesperadas y la debacle ha dejado a otro futbolista muy tocado: Toni Kroos. El alemán ha rendido muy por debajo de su nivel. Tiene meses por delante para reaccionar y en el club esperan que así sea, pero su cartel ya no es de intocable.

Por otro lado, la última palabra de los jugadores del ‘Plan B’ la tendrá el nuevo técnico. Odriozola, Nacho, Ceballos, Valverde, Lucas Vázquez… Son futbolistas a los que no se les responsabiliza del fracaso y que será el nuevo entrenador quien decida si cuenta con ellos o si se busca un traspaso o una cesión para alguno de ellos…  as.com