Al menos 14 muertos en un nuevo viernes de protestas en Siria

Un opositor al régimen del presidente sirio Bachar el Asad participa en una protesta levantando un cartel donde se puede leer: "El viernes del principio de la victoria"- AFP/STR

El Jacaguero

SIRIA.- El Ejército sirio ha causado hoy al menos 14 muertos entre los opositores que se manifestaban en contra del presidente Bachar el Asad en distintas localidades del país, según señalan los activistas. Estos datos contradicen la versión del régimen de Damasco, que el pasado miércoles aseguró a Naciones Unidas que la ofensiva militar en contra de “grupos terroristas” había terminado.

Un opositor al régimen del presidente sirio Bachar el Asad participa en una protesta levantando un cartel donde se puede leer: "El viernes del principio de la victoria"- AFP/STR

“Adiós Bachar, nos vemos en La Haya”, gritaban los manifestantes en Homs

La mayoría de los enfrentamientos que han protagonizado el enésimo viernes de la ira se ha producido en la provincia de Deraa, en el sur, donde arrancaron las protestas el pasado mes de marzo.

Las tropas del Ejército han abatido a al menos ocho manifestantes y herido a varias decenas de personas a la salida de la mezquita en Injil y Hirak, en la provincia de Deraa, según ha declarado un testigo a la agencia Reuters.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha denunciado la muerte de cinco activistas en Ghabaghab, al sur de Damasco. La televisión estatal siria sostiene que se trataba de “terroristas armados” que habían atacado a la comisaría local de policía, causando dos muertos y dos heridos. La misma fuente asegura que grupos terroristas habían matado a otra persona en Harasta, cerca de la capital.

En el centro de Homs, donde anoche murieron dos opositores, los manifestantes protestaban al grito de “adiós Bachar, nos vemos en La Haya”, en referencia al informe publicado ayer por la ONU, según el cual Siria podría ser acusada de crímenes en contra de la humanidad. Otra persona murió en las protestas de Bab Amro, en la misma provincia.

Los enfrentamientos entre militares y opositores han tenido lugar también en Deir el Zor (en el este del país), en la llanura de Houla (al norte de Homs), en Hama y en Qusair (en la frontera con Líbano).

El último viernes de la ira se saldó con la muerte de 20 personas en todo el país, que se sumaron a las 2.000 víctimas estimadas por la ONU desde el principio del conflicto. Por su parte, el Gobierno de Bachar el Asad acusa a los manifestantes de ser los únicos responsables del baño de sangre y de haber matado a 500 agentes de policía.

El Pais.com

¿Que opinas sobre esto?