Al menos dos muertos en un tiroteo en una iglesia en Texas

Escena del tiroteo en White Settlement, Texas. FOTO: AFP / VIDEO: REUTERS

PABLO GUIMÓN

Washington.- Dos personas han muerto y una más se encuentra en situación crítica tras un tiroteo en una iglesia de la localidad de White Settlement, en el Estado norteamericano de Texas, según ha informado la policía.

Los agentes han respondido a una llamada a las 9.57, hora local, que advertía de un tiroteo activo en la Iglesia de Cristo de West Freeway. Al llegar, hallaron a tres personas tendidas en el lugar. Las tres se encontraban en situación crítica y dos fallecieron camino al hospital, según un portavoz del cuerpo de bomberos. El atacante es uno de los dos fallecidos, ha dicho un portavoz del servicio de ambulancias.


Un testigo ha explicado al canal de televisión local de la CBS que un hombre armado con una escopeta se dirigió hacia una persona y abrió fuego. Un miembro de la seguridad de la iglesia disparó contra el atacante, según ha relatado a The New York Times otro testigo, que ha asegura que la persona atacada inicialmente por el intruso era otro miembro del equipo de seguridad, y que el atacante no pertenecía a la congregación. Otras dos personas fueron atendidas en el lugar por heridas leves.

“Cuando el departamento de policía y el departamento de bomberos de White Settlement llegaron a la escena, encontraron un total de tres pacientes que fueron transportados en situación crítica. Eso incluye a quien creen que es el atacante”, ha explicado el portavoz de los bomberos de Fort Worth, Mike Drivdahl, en conferencia de prensa.

White Settlement es un suburbio al oeste del centro de la ciudad de Fort Worth, en el Estado de Texas. Recibió su nombre, cuya traducción es “asentamiento blanco”, de los nativos americanos después de que familias no indígenas empezaran a ocupar la localidad en el siglo XIX.

“Los lugares de oración deben ser sagrados, y estoy agradecido a los miembros de la iglesia que actuaron rápidamente para reducir al atacante y ayudaron a prevenir más pérdidas de vidas”, ha dicho el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un comunicado.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, ha señalado estar “asombrado y entristecido” por el incidente. “A medida que llega la información, por favor rezad por las víctimas y sus familias, esta congregación y los agentes de policía en la escena”, ha agregado.

El suceso se produce después de que el sábado por la noche, en la localidad de Monsey, en el Estado de Nueva York, un hombre armado con un gran cuchillo irrumpiera en la vivienda de un rabino e hiriera a cinco personas, de las docenas que se congregaban en la séptima noche de Hanukkah. El Departamento de Policía de Nueva York y su oficina de Antiterrorismo han explicado en Twitter que está “monitorizando la información del tiroteo en la iglesia” de Texas.  elpais.com

¿Que opinas sobre esto?