APROCOVICI dice burocracia para construir en el país afecta dinamismo económico

0
302
José Antonio Canaán, al asumir la presidencia de APROCOVICI. Bartolo García

Santiago, RD.- La Asociación de Promotores y Constructores de Viviendas del Cibao (APROCOVICI), expresó preocupación por el trámite burocrático para obtener los permisos de construcción, afirmando que el tiempo que se toma para conseguirlo es más largo que terminar una obra, lo que genera una economía más rezagada.

“Para que tengan una idea, en una construcción mediana se invierte de 12 a 14 meses en esos trámites, sin embargo en la ejecución de la misma solo entre 8 y 10 meses”, explicó el ingeniero José Antonio Canaán, al asumir este viernes la presidencia de APROCOVICI.


El presidente saliente de Aprocovici, Nicolás Polanco, juramenta la nueva directiva que encabeza José Antonio Canaán. Bartolo García

Dijo que por esas razones las construcciones son más costosas de lo que debieran ser en condiciones ideales, y que ese aumento en costo, se traduce en menos construcciones por año, menos aportación al Producto Interno Bruto, se reduce la mano de obra, hay menos compra de materiales, se alejan las inversiones extranjeras y hay menos préstamos otorgados por las instituciones bancarias.

Además de José Antonio Canaán, la nueva directiva de la institución para el periodo 2018-2020, la integran Diosmel Tejada, primer vicepresidente, Landy Colón, segundo vicepresidente, Freddy Grullón, secretario, Luis Romano, tesorero, y los vocales Roberto Quezada y Xiomara Espaillat.

Canaán manifestó que entre sus planes está lograr que se reduzca tiempo en la tramitación y aprobación de planos en las diferentes instituciones, como en las emisiones de títulos de las unidades funcionales construidas. Asimismo, sostuvo que trabajará para que se agilice la emisión de los no gravámenes y la obtención de IPI de cada propiedad.

También, el nuevo presidente de APROCOVICI cree necesario que disminuya tiempo en la gestión de mensura catastral para aprobar los deslindes de las propiedades que las necesiten, así como para la aprobación de los préstamos hipotecarios que solicitan los adquirentes a los bancos e instituciones financieras del país.

“Quizás para ustedes sea muy difícil pensar que, en estos trámites que les he mencionado, se invierte más tiempo que en la construcción por sí misma, pero es nuestra pura realidad”, afirmó el dirigente empresarial.

José Antonio Canaán dijo que la nueva directiva de APROCOVICI estará obligada a trabajar arduamente para poder reducir estos tiempos, logrando así eficientizar el sector y a su vez aportar al desarrollo y progreso de la ciudad, la región y el país.

“Nuestro sector ha crecido en los últimos años y uno de los pasos más influyentes ha sido la aprobación de la Ley 189-2011 sobre el Desarrollo Inmobiliario y Fideicomiso, lo que ha significado que obtengamos un gran empuje y ha ayudado a que muchas familias puedan optar por una vivienda digna”, expresó.

Asimismo, agregó que “no podemos conformarnos con estas conquistas, tenemos el deber y la obligación de seguir luchando para satisfacer la demanda actual de viviendas, que según nuestro último estudio, supera las 300 mil unidades, a nivel nacional y de las cuales alrededor de 40 mil deberían estar en nuestra ciudad corazón”.

“Para quienes conformamos la nueva Junta Directiva, es un placer contar con la presencia de cada uno de ustedes y manifestar el privilegio que constituye presentar a un grupo de miembros que se han entregado por entero a la dirección de esta entidad, mucho de ellos han estado presentes en todo el recorrido de esta asociación que ya cumplió sus 18 años de existencia, algunos ya no están con nosotros”, adujo.

Canaán sostuvo que admira su entrega desinteresada y los felicitó por los logros obtenidos.

“Hoy en día estamos viviendo un mundo globalizado en el que una persona tiene acceso a informaciones con solo usar un buscador vía internet, es por esa razón que cada día podemos realizar un sin número de actividades en menor tiempo”, insistió al reiterar la importancia de disminuir el tiempo para lograr los trámites necesarios para las construcciones.