Bien Común: el CES carece de legitimidad para coordinar diálogo nacional

El movimiento Bien Común se sumó al rechazo que ha manifestado una gran diversidad de organizaciones sociales y movimientos juveniles, en referencia al llamado a diálogo hecho por Danilo Medina y el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a través del Consejo Económico y Social (CES), un órgano consultivo que opera bajo la sombrilla del Poder Ejecutivo.

El colectivo refutó los acuerdos a los que llegaron los representantes del Comité Ejecutivo del CES en la mañana del jueves 5 de marzo, entre estos el de limitar la participación de los jóvenes movilizados a ¨observadores del diálogo¨.

“Las declaraciones, ofrecidas por el representante del Consejo Nacional de la Empresa Privada, evidencian una vez más la verticalidad, adultocentrismo y falta de compromiso democrático de la entidad que representa a lo interno del CES”, advirtió. Rechazó que se llame al consenso entre actores políticos y sociales bajo una estructura que, afirma, opera a la sombra del poder político del PLD y con la total complicidad de la elite económica tradicional que solo vela por sus propios intereses.

“Peor aún, no se puede legitimar un espacio que ni siquiera es capaz de cumplir con su propia legislación”, sostuvo, al explicar que el referido CES lleva casi cinco años violentando la Ley 142-15, en lo referente a la elección de sus autoridades y el reparto de la membresía entre sectores representativos de la sociedad.

El movimiento consideró que la crisis política actual requiere de interlocutores válidos que representen la pluralidad de la sociedad dominicana en general y la juventud movilizada en las calles reclamando un cambio social y político.
Advirtió que para continuar este diálogo a través del CES, deberían cumplir al menos las siguientes condiciones previas:

1. La renuncia inmediata del CES del señor Agripino Núñez Collado y la señora Iraima Capriles como Presidente y Directora Ejecutiva, respectivamente, porque considerar que ambos llevan 15 años en el cargo, luego de que fueran designados “a dedo” por un decreto del entonces presidente Leonel Fernández, en el año 2005.

2. Retiro inmediato del diálogo de actores político altamente cuestionados, como por ejemplo José Ramón Peralta, Juan Temístocles Montas y Reinaldo Pared Perez. “Estos políticos mañosos son señalados en escándalos de corrupción y manejo irregular de recursos públicos”.

3. Equidad en la participación. Para Bien Común, no se puede ir a un espacio de diálogo donde los sectores que lo representan violentan sistemáticamente la propia legislación que reglamenta su membresía. Dicho de otra forma, hace 4 años que el CES debió hacer asambleas para sacar las organizaciones empresariales que sobran e incluir mayor representación social. Sin esa reestructuración previa del CES, no hay diálogo que valga. Además, apenas un 17% de su membresía actual son mujeres y menos del 5% son jóvenes, ninguno de estos proveniente de movimientos juveniles

4. Cambio de sede. No se puede ir a un espacio que representa los intereses de apenas una parte minoritaria de la sociedad. Por tanto, si se quiere dialogar, que el CES salga de la PUCMM y venga a la Plaza de la Bandera, a dialogar con las juventudes.

5. Las propuestas de los jóvenes serán vinculantes, no sólo consultivas.
Según el colectivo, solo con este marco mínimo de condicionantes, se puede allanar el camino para un diálogo abierto y propositivo con miras a superar la actual crisis política. Mientras tanto, Bien Común invitó a la ciudadanía a seguir en pie de lucha, movilizarse continuamente y hacerle sentir sus cacerolazos a los políticos mañosos.

¿Que opinas sobre esto?