Brasil se queda sin argumentos ante Suiza, 1-1

0
655
Brasil: Neymar, en el suelo (AFP)

Otra de las favoritas que no da la talla en el debut. Coutinho, con un golazo, y Zuber marcaron los goles. Neymar se mostró falto de ritmo y se quejó del tobillo

Las favoritas no terminan de arrancar en Rusia. Sólo Francia -y sin convencer- puede presumir de haber iniciado el Mundial con un triunfo a pesar de que la mayoría de las mejores selecciones tenían a priori compromisos asequibles en su estreno. Brasil se sumó a la lista de decepciones con un pobre empate ante Suiza en un encuentro donde pagó su falta de puntería y falta de ambición cuando tuvo el partido en sus manos.

El conjunto brasileño, con un Neymar muy gris, se conformó tras el golazo de Coutinho en la primera mitad y regaló minutos valiosos que le podían haber servido para poner más tierra de por medio. Cuando nada más comenzar la segunda mitad se encontró con el gol de Zuber, le faltaron argumentos futbolísticos para poder sacar el triunfo, aunque sí dispuso de ocasiones claras para haberlo logrado. Las modificaciones conservadoras de Tite tampoco ayudaron a que el partido tomara otra dirección.

Brasil pagó la falta de ambición para poner tierra de por medio tras el golazo de Coutinho

Behrami (AFP)

Jugar a dos velocidades en función del resultado siempre tiene sus riesgos, y a Brasil le pasó.Lo tuvo todo de cara para apretar las tuercas a una Suiza respondona pero prefirió nadar y guardar la ropa y le salió mal. El combinado de Tite, en su idea de optimizar al máximo sus recursos, dio velocidad al balón o lo ralentizó cuando creyó pertinente. Su inicio fulgurante y eléctrico contrastó con la versión contemplativa tras el gol, algo de lo que luego se acordó.

Neymar, con su más que discutible look, volvía a jugar en un Mundial después de perderse la humillación del Mineirazo a manos de los alemanes cuatro años atrás en casa. Al jugador del PSG se le vio todavía falto de ritmo e incómodo durante todo el encuentro, queriendo acaparar en exceso la atención en cada ataque aunque sin tener el violín afinado. Lento de movimientos, no pudo lucir como esperaba, en gran parte por el trabajo impagable de Behrami, un proletario el albanokosovar -cuarto Mundial seguido- que lo tuvo muy controlado hasta que unas molestias le obligaron a retirarse del campo.

Zuber remató a placer ras deshacerse de Miranda (EFE)

Pese a la artillería que alineó Brasil, fue el combinado helvético el que dispuso de la primera oportunidad nada más iniciarse el choque. En una llegada desde atrás, Dzemaili remató forzado por encima de la portería de Alisson. A partir de ese aviso los brasileños tomaron la iniciativa, con Coutinho entre los más activos. Una jugada entre el jugador del Barça y Neymar a punto estuvo en terminar en el primero de la noche en Rostov, pero Paulinho no golpeó bien a la bola y el balón se fue lamiendo el poste.

Nada que ver tuvo ese remate con el que tenía preparado Coutinho en el minuto 20. Un rechace dentro del área quedó suelto a la frontal del área. Fue entonces cuando el talentoso jugador paulista se sacó su remate marca de la casa desde media distancia. Con una rosca potente, clavó el balón pegado al poste, haciendo inútil la estirada de Sommer.

Suiza empató tras la reanudación con un cabezazo de Zuber protestado por los brasileños por un ligero empujón

Tras el gol, Brasil puso punto muerto. Todas sus buenas bondades ofensivas desaparecieron, aborreciendo con juego excesivamente horizontal, a la espera de encontrarse con más ocasiones de gol en lugar de ir a buscarlas. Un cabezazo de Thiago Silva por encima del larguero fue de lo poco destacable antes del descanso.

Pero la segunda mitad dio un giro inesperado. Suiza salió con ganas de pelea y puso las tablas tras un córner. El cabezazo de Zuber a placer fue protestado por los brasileños por un ligero empujón a Miranda antes del remate. El colegiado César Ramos tiró del VAR para salir de dudas, pero no consideró que la acción fuera suficiente para anular el tanto.

A partir de ese momento le entraron las prisas a la canarinha. Tite dio entrada a Fernandinho y Renato Augusto para aportar frescura en el centro del campo, pero la pentacampeona no encontraba el camino fácil hacia la portería rival. Coutinho no aprovechó una de las ocasiones más claras tras un fantástica asistencia de Neymar. Su disparo se fue incomprensiblemente desviado.

Tite se decidió por Firmino en la recta final, completando los tres cambios sin modificar nada del dibujo y dejando a un desatascador como Douglas Costa sin participar. El delantero del Liverpool fue protagonista con un cabezazo picado. Sommer volvió a aguar la fiesta brasileña.

El acoso llegó sólo en los últimos instantes. Miranda y un remate desviado por Schaar que olía a gol fueron las últimas que Brasil tuvo en el añadido. De este modo, este empate le obligará a ganar a Costa Rica si no quiere ver peligrar el primer puesto del grupo o incluso la clasificación. Este Mundial de Rusia sigue sin patrón.

Ficha técnica
Brasil, 1 – Suiza, 1

Brasil: Alisson; Danilo, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Casemiro (Fernandinho, m.59), Paulinho (Renato Augusto, m.67); William, Coutinho, Neymar; y Gabriel Jesús (Firmino, m.78).

Seleccionador: Adenor Leonardo Bacchi “Tite”

Suiza: Sommer; Lichtsteiner (Lang, m.86), Schar, Akanji, Ricardo Rodríguez; Behrami (Zakaria, m.70), Xhaka, Zuber; Shaquiri, Seferovic (Embolo, m.79) y Dzemaili.

Seleccionador: Vladímir Pétkovic

Goles: 1-0, m.20: Coutinho. 1-1, m.50: Zuber.

Árbitro: César Arturo Ramos (MEX). Amonestó a Lichtsteiner (m.31), Casemiro (m.46), Schar (min.64) y Behrami (min.67).

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del Grupo E de la Copa del Mundo de Rusia 2018 disputado en el Rostov Arena ante 43.109 espectadores. lavanguardia.com