CEPM y CEB reducen un 15% su tarifa a clientes prepago y pospago

Medidas de apoyo a los clientes frente a la crisis del COVID-19

En solidaridad con sus clientes ante la situación que atraviesa el país frente al COVID-19, el Consorcio Energético Punta Cana – Macao (CEPM), y su subsidiaria la Compañía de Electricidad de Bayahibe (CEB), han aprobado una serie de medidas en apoyo a sus clientes prepago y pospago de baja tensión, desde el compromiso de brindar un servicio continuo desde la más alta calidad

BÁVARO, La Altagracia, RD.- El Consorcio Energético Punta Cana Macao (CEPM) y su subsidiaria la Compańía de Electricidad de Bayahibe (CEB), ambas pertenecientes a la multinacional InterEnergy Group, han anunciado una serie de medidas de apoyo a sus clientes prepago y pospago de baja tensión en las áreas de Punta Cana, Bávaro y Bayahíbe, con efecto inmediato y durante el estado de emergencia declarado por el gobierno nacional.

En primer lugar, y a todos los clientes prepago y pospago de baja tensión, se efectuará una reducción de tarifa del 15%, con efecto inmediato. Es decir de cada RD$100, los clientes pagarán RD$85.

En esta línea, se aplicará la suspensión de los cortes automáticos de los clientes prepago de 6:00 PM a 8:00 AM, para evitar que ningún hogar se quede sin electricidad durante la noche y que los clientes deban desplazarse a recargar en horas nocturnas. La energía consumida en ese lapso de tiempo será debitada de la primera recarga efectuada al día siguiente.

Para los clientes pospago de baja tensión, se eliminarán los cargos por reconexión y mora de las facturas durante el estado de emergencia.

En esta línea, la compañía promueve el uso de las plataformas virtuales a disposición de sus clientes para realizar pagos, recargas, consultas de balance, reporte de averías, solicitud de nuevos contratos, y cualquier otro servicio que requieran, y así evitar que tengan que salir de sus hogares. Actualmente, las oficinas de atención comercial han cerrado al público, a excepción de la Oficina Comercial de Friusa, la cual sigue operando a través del servicio ‘drive-thru’.

Estas medidas se suman a las acciones preventivas que este grupo energético ha puesto en marcha a nivel interno, a través de su protocolo de Seguridad y Salud Ocupacional, en línea con las recomendaciones de los organismos de salud, a fin de mitigar el riesgo de exposición de los colaboradores y la propagación del virus en nuestro país.

Entre las iniciativas implementadas destacan las siguientes: ejecución de la modalidad del teletrabajo, especialmente para los grupos de riesgo; rotación por turnos de los equipos presenciales, para garantizar un número limitado de colaboradores en un mismo espacio; desinfección continua de las áreas de trabajo, contando con desinfectantes, mascarilla y guantes, a disposición de todos los colaboradores; limitación de desplazamientos y protocolos de distanciamiento social recomendado; y la activación de un comité de emergencia, con reuniones permanentes, entre otras.

CEPM y CEB mantienen, de esta forma, el firme compromiso de ayudar a combatir la propagación de este virus, al mismo tiempo que mantiene un trabajo continuo para garantizar, como siempre, un servicio de calidad para ayudar y responder a la seguridad de sus colaboradores, clientes y socios en estos difíciles momentos.

¿Que opinas sobre esto?