Cocomordán: técnica sexual placentera

0
10148

Todo dominicano no importa su estatus social ha escuchado alguna vez en su vida mencionar la palabra cocomordan. Crecimos escuchando hablar de que las haitianas tienen algo que en el coito vuelven locos a los hombres, una fuerza especial, caliente y maravillosa que atrapa el pene y hace vibrar a cualquier hombre por exigente que sea en el sexo.

Las haitianas son mundialmente famosas por ser las “maestras” en este delirante arte de contraer la vagina, pero eso no quiere decir que sean las únicas que lo puedan hacer, es una práctica que puede aprender cualquier mujer y amarrar a su tiguere sin necesidad de “guanguas”, “agua de luna”, y todo tipo de brujerías y oraciones comúnmente arraigadas en el pueblo.

Etimología

sexo oral istock

“Cocomordan” llaman a la capacidad de ejercer una considerable presión voluntaria sobre el miembro masculino durante el coito, a través del músculo puboccocígeo o el constrictor de la vagina y de otros ubicados a su alrededor. El origen de la palabra es del dialecto patois o creóle, cocomordam que significa “vagina que muerde”. El término cocomordan es utilizado fundamentalmente en las naciones del área del Caribe, mientras que en otros países, como Venezuela, se le conoce como “cangrejera”.

En el año 2003 la Gobernadora de Elías Piña denuncio que más de la mitad de la población masculina con relaciones de pareja habían abandonado sus esposas y sus concubinas para mudar mujeres haitianas. Carmen Imbert Brugal en “El Matutino Alternativo” establece que eso se debe a que hay un prejuicio o se ha mercadeado la idea de que sólo las negras tienen el cocomordan, que son unos movimientos edistálticos del conducto vaginal que general un gran placer en los individuos durante el acto sexual.

Tú también puedes aprender el Cocomordán
Esta capacitad de apretar la vagina para comprimir el miembro masculino se puede desarrollar a través de los ejercicios de Kegel.

Ejercicio de Kegel

1. Primero debes identificar cuáles son estos músculos.
Para poder reconocerlos, cuando vayas a orinar, voluntariamente detienes el chorro de la orina. Tienes que identificar cuáles músculos estás contrayendo. Estos son los mismos músculos que debes contraer durante el coito.

2. Luego que puedas identificar y contraer voluntariamente los músculos de la vagina, pasas a desarrollarlos, ejercitarlos:
Contraes la vagina fuertemente, cuentas hasta diez y luego relajas los músculos de la vagina. Vuelves a hacer el mismo ejercicio: contraer fuerte, contar del uno al 10 y relajar estos músculos.

Los ejercicios de Kegel tienen la ventaja de que puedes hacerlos mientras estás sola, o si estás acompañada, mientras estás trabajando o si estás descansando. Nadie se da cuenta de que te estás ejercitando.

Los ejercicios de Kegel están indicados para prevenir y tratar la incontinencia urinaria, esto es cuando las mujeres no pueden contener la orina. Mientras realizan los ejercicios de Kegel, algunas mujeres puedes experimentar placer sexual. Se ha demostrado que el realizar estos ejercicios durante el coito puede aumentar el deseo sexual en ambos miembros de la pareja.

La vagina es un tejido frágil rodeado por músculos fuertes. Estos músculos, con el paso del tiempo o con los partos vaginales, pueden debilitarse. Es importante reconocer que la vagina es un músculo y como tal hay que ejercitarlo. “Los músculos que no se ejercitan se atrofian”.

El conocimiento no pesa y cualquier mujer puede aprender esta técnica los resultados son satisfactorios, algunos pueden creer que son cosas innecesarias en el sexo, o que son leyendas populares, pero esta clinicamente comprobado y no solo ” las negras” lo pueden hacer, toda mujer sobre la faz de la tierra es capaz de hacer un excitante cocomordán. Y tú te atreves?