Disturbios en la quinta noche de protestas en Cataluña: 62 heridos y 17 detenidos

Disturbios en la quinta noche de protestas en Barcelona (REUTERS/Albert Gea)

Pacíficas durante el día, por las noches las manifestaciones tomaron un cariz violento en Barcelona y otras ciudades, una novedad en el movimiento independentista. Las fuerzas de seguridad usaron balas de goma y gases lacrimógenos para reprimir

La violencia escaló la noche del viernes en los choques entre radicales independentistas, que lanzaban objetos contundentes, y la policía, que respondía con gases lacrimógenes y balas de goma, dejando escenas de caos en pleno centro de Barcelona, constataron periodistas de la AFP.

Según el diario español El País, por el momento hay 17 detenidos en toda Cataluña y 77 personas (52 en Barcelona) que han sido atendidas por los servicios sanitarios.

Los fuertes disturbios, que se han prolongado por varias horas, se producen en la quinta jornada consecutiva de protestas, algunas violentas, de independentistas en Barcelona y otras ciudades catalanas en rechazo a la condena a fuertes penas de cárcel a nueve de sus líderes el lunes pasado.

Un antidisturbios en las protestas de este viernes en Barcelona. ÓSCAR CORRAL

Medio millón de personas se manifestaron este viernes en Barcelona, durante una huelga general convocada por los separatistas catalanes en la quinta jornada de protestas contra las pesadas penas de cárcel impuestas a sus líderes, salpicada por nuevos episodios violentos.

Escenario de los disturbios de la víspera, el lujoso paseo de Gracia quedó inundado por una marea amarilla, roja y azul, los colores de la bandera independentista. Según la policía municipal, la marcha reunió a 525.000 personas.

El ambiente festivo contrastaba con otra protesta con cientos de jóvenes a pocas calles, donde se quemaron barricadas provocando visibles columnas de humo y lanzaron objetos contra el cordón que custodiaba la comisaría central de la Policía Nacional.

Los agentes usaron balas de goma y gases lacrimógenos y detuvieron a decenas de manifestantes.

La ciudad se llenó este viernes de independentistas, muchos llegados en columnas de miles de personas que participaron en cinco marchas de un centenar de kilómetros iniciadas el miércoles en diferentes puntos de la región.


“Llevamos muchos años reivindicando con mucha paciencia y queremos que esto sea el detonante para que la situación cambie”, dijo David Blanco, un agente comercial de 56 años que se había unido en el último tramo de la marcha.

La manifestación era el punto álgido de la movilización contra la sentencia del Tribunal Supremo español, que el lunes impuso penas de entre 9 y 13 años de cárcel a nueve líderes independentistas por el intento fallido de secesión de 2017.

Cataluña a medio gas

La marcha coincidió con una jornada de huelga general, que dejó sentirse en la ciudad más turística de España: poco tráfico rodado, servicios mínimos en transportes públicos y colegios y muchos comercios cerrados.


La emblemática basílica de la Sagrada Familia cerró sus puertas y el teatro del Liceo suspendió su función del día. La fábrica de automóviles SEAT, en las afueras de la ciudad, paró su producción.

En el aeropuerto se cancelaron 57 vuelos y numerosas carreteras quedaron cortadas, entre ellas la frontera terrestre con Francia.

Hasta el mundo del fútbol se vio afectado: el clásico Barça-Real Madrid, previsto en el Camp Nou el sábado 26 de octubre, será aplazado, anunció la federación.

“Queremos hablar, queremos votar, queremos decidir. A ver si nos escuchan. Si no, seguiremos aquí en la calle”, dijo Elisenda Casadellà, estudiante de 22 años.

Barricadas y cócteles molotov

Pacíficas durante el día, por las noches las protestas de esta semana tomaron un cariz violento en Barcelona y otras ciudades, una novedad en el movimiento independentista.

Las tres últimas noches en Barcelona, grupos de jóvenes con las caras tapadas montaron barricadas ardiendo, se enfrentaron a la policía con cócteles molotov, pirotecnia y ácido, e incluso la noche del jueves saquearon dos negocios.

“No habrá ningún espacio para la impunidad con los hechos vandálicos”, advirtió el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, desde Bruselas.

Desde el lunes hubo unos 110 detenidos en toda Cataluña, de los cuales ocho ingresaron en prisión preventiva, según el gobierno español. En estos días de protestas, más de 420 personas precisaron asistencia sanitaria, según los servicios de emergencias.

Los incidentes arrancaron el mismo lunes, cuando unos 10.000 manifestantes bloquearon parcialmente el aeropuerto barcelonés, convocados por una plataforma llamada Tsunami Democrático, que está siendo investigada por la justicia por posibles “delitos de terrorismo”.

“Soy catalana catalana, pero este proyecto independentista no lo comparto en absoluto. La gente se deja manipular, y la juventud más”, protestaba Carmen Isern, una mujer de 75 años cuyos hijos sí estaban haciendo huelga este viernes.

La huelga fue criticada por diversas organizaciones patronales o de comerciantes, por su impacto en la economía catalana.

Los incidentes están causando “un grave daño a la reputación internacional de Cataluña”, comentó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, matizando que “se puede visitar Barcelona con total normalidad”, pues son “grupos reducidos los que provocan incidentes en momentos y lugares concretos”.

La crisis en Cataluña se produce a pocas semanas de las elecciones legislativas del 10 de noviembre en España, y ha puesto bajo presión al presidente del gobierno socialista saliente, Pedro Sánchez, a quien la oposición de derecha le reclama medidas contundentes.

También está en aprietos el gobierno independentista catalán que por un lado alienta las protestas contra la sentencia pero por la otra envía a su policía autónoma, los Mossos d’Esquadra, a reprimir las actuaciones violentas con cargas y balas de espuma.

En el ojo del huracán, el presidente regional catalán, Quim Torra, propuso el jueves celebrar una nueva votación sobre la independencia durante su mandato en esta región fuertemente dividida sobre la cuestión.

Por Daniel Bosque y Álvaro Villalobos (AFP)

3 comments

  • Joeby Ragpa

    This template is so awesome. I didn’t expect so many features inside. E-commerce pages are very useful, you can launch your online store in few seconds. I will rate 5 stars.

    Reply
    • Alexander Samokhin

      This template is so awesome. I didn’t expect so many features inside. E-commerce pages are very useful, you can launch your online store in few seconds. I will rate 5 stars.

      Reply
  • Chris Root

    This template is so awesome. I didn’t expect so many features inside. E-commerce pages are very useful, you can launch your online store in few seconds. I will rate 5 stars.

    Reply
Leave a Reply