Diversidad Dominicana realiza campaña de ayuda a comunidad LGBTIQ, afectada por el COVID-19

La Organización No Gubernamental (ONG) Diversidad Dominicana, está realizando una campaña de recolección de alimentos, dentro del Gran Santo Domingo, con el objetivo de ir en auxilio de los miembros de la comunidad LGBTIQ, que están en más condiciones de vulnerabilidad ante el COVID-19. “Las ayudas están fluyendo en las grandes ciudades, sin embargo, quienes viven en las provincias y demarcaciones alejadas poco les llega. Varios miembros de la comunidad LGBTIQ que viven en Peravia, denunciaron a nuestra institución la situación”, se quejó Rosanna Marzán, directora ejecutiva de Diversidad Dominicana.

Ante tal situación Marzán explicó que “solicitó al Plan de Asistencia Social de la Presidencia, 60 raciones de alimentos para igual número de personas identificadas en la provincia, pero la respuesta de la directora Iris Guaba fue que no estaban atendiendo solicitudes individuales, que las personas tienen que esperar a que los camiones lleguen a los lugares. No obstante, una semana después de dicha respuesta, el encargado del Plan Social en Baní, no sabía cuándo iban a llegar las raciones de los alimentos”.

Por tal razón, Marzán explicó que decidieron iniciar esta campaña pedir ayudas para darle a otros, a través de las plataformas digitales de @diversidaddominicana. “En esta primera parte de la campaña, nos hemos concentrado en la provincia Peravia porque es allí donde nos denunciaron la situación de hambre que viven las personas LGBTIQ y porque también habíamos realizado un trabajo comunitario que nos ayudó a tener identificadas a las personas LGBTIQ; sin embargo, la idea es extenderla a otras zonas vulnerables del país”, precisó la defensora de los derechos humanos.

Marzán también precisó que la comunidad LGBTIQ en la República Dominicana es una de las más vulnerables, debido a que tiene poco acceso al trabajo. “Mujeres lesbianas y bisexuales no tienen empleos fijos en su mayoría. Por igual, las que trabajan en Calls Centers lo hacen en condiciones de explotación, con horarios que les hacen difícil continuar sus estudios. A esto hay que añadirle la violencia que experimentan en sus hogares, por lo que el chiripeo y día a día es lo que prima en estas personas a la hora de buscar su sustento y el de sus familias, a quienes las ayudas gubernamentales poco les llega. Entonces, ante el toque de queda y el #quédateencasa…¿cómo consiguen dinero sin exponerse al COVID-19 y llevarlo a sus familias?”, advirtió la activista social.

¿Que opinas sobre esto?