Djokovic se retira lesionado

El británico Andy Murray se quedó con el título en el Masters 1000 de Cincinnati al imponerse al serbio Novak Djokovic, el número 1 del mundo, por 6-4, 3-0 y abandono por lesión. Getty Images

El Jacaguero

El serbio, lesionado en un hombro, se retira y cosecha su segunda derrota del curso en la final de Cincinnati y ante Murray

Estados Unidos.- A una semana del Abierto de Estados Unidos, una hecatombe: el serbio Novak Djokovic, que no había perdido más que un partido en todo el año, ante Roger Federer en las semifinales de Roland Garros, se ha inclinado 4-6, 0-3 y retirada en la final de Cincinnati frente al británico Andy Murray. Su abandono, un gesto de prudencia ante la cercanía del último grande del curso, puso el punto y final a la trayectoria en Cincinnati del número uno, disparado en los errores no forzados (20 solo en la primera manga), cariacontecido y sin pulso firme. Tras ceder el primer set, el fisioterapeuta debió atenderle el hombro derecho. Tres juegos después, llegó el abandono. El lunes 29 arranca el último grande del año. Nole se ha ganado el derecho a ser el máximo favorito con su impresionante temporada. El resultado de Cincinnati y sus dolores, sin embargo, ponen algo de nubes en su despejado horizonte.

El británico Andy Murray se quedó con el título en el Masters 1000 de Cincinnati al imponerse al serbio Novak Djokovic, el número 1 del mundo, por 6-4, 3-0 y abandono por lesión. Getty Images

El hilo conductor del encuentro fue el brazo derecho del serbio. Nole perdió 11 de los primeros 15 puntos y firmó 16 errores no forzados en los primeros siete juegos. Fue la antítesis del tenista implacable y de juego inmaculado que ha dominado 2011, subyugando a cuantos le salían al paso. Rubricó un borrón tras otro. Murray no tuvo mayor dictado en el partido que el de intentar extender los peloteos para escarbar en las heridas del contrario. Feliz como siempre al contraataque, se hizo con el título sin pegar ni un grito.

La retirada del número uno abre un panorama inesperado de cara al último grande de 2011. Djokovic está dolorido. Rafael Nadal, corto de aliento y aún falto de fuerzas. Roger Federer, capaz de todo cuando está en un gran escenario, lleva meses aletargado. Y Murray, el hombre que debiera darles el relevo, no sabe aún si va o viene: igual que ganó en Cincinnati perdió a la primera en el torneo previo, disputado en Canadá. Nueva York espera una pelea, pero todos los rivales vivirán pendientes del mismo sitio: el hombro de Nole.

El País.com

¿Que opinas sobre esto?