El brutal nocaut que sufrió un boxeador de 180 kilos en su debut como profesional

Tras tener un paso por las artes marciales mixtas, Andrew Case-Allan hizo su debut en la categoría de los pesos pesados del pugilismo con un resultado adverso

Andrew Case-Allan se animó a abandonar las artes marciales mixtas para probar en el boxeo, pero la suerte no estuvo de su lado y las imágenes dieron la vuelta al mundo. A los 33 años, creyó que su camino de motivar a otras personas con exceso de peso debía ser dentro de un cuadrilátero: sufrió una derrota por nocaut en el segundo round.

El norteamericano, que acusó 186,8 kilos en la balanza, se enfrentó al veterano Colin Sangster en una de las peleas preliminares del duelo entre Caleb Truax y David Basajjamivule de la categoría super medianos. Sin embargo, el evento que se celebró en el Convention Center de Minnesota terminó teniendo a este enfrentamiento entre los dos pesos pesados como la estelar por su espectacularidad.

La pelea de la divisional de los pesados estaba pautada a cuatro rounds, pero el segundo asalto fue el que contuvo todas las emociones. Primero, el debutante hizo levantar a la gente de sus sillas cuando conectó un zurdazo sobre la barbilla de Sangster, que había subido a la balanza con 123,4 kilos.

El combatiente canadiense de 42 años, que realizaba su segunda pelea oficial tras estrenarse con un nocaut técnico octubre del 2019 ante Phillip Latu, se recuperó tras la cuenta del juez y fue en busca de la revancha. Soportó los embates de Case-Allan y cuando vio una hendija conectó un brutal golpe sobre el rostro de su rival que generó una espectacular caída. El árbitro Scott Erickson contó hasta 10, decretó el triunfo del nacido en Ontario y pidió la rápida intervención médica.

“Esta no es sólo una página de lucha, es una motivación para todos los muchachos grandes que piensan que es demasiado tarde”, escribió en su página de Facebook
Más allá de toda esta incursión en los deportes de contacto, Andrew tiene una página de fans donde asegura que su objetivo va mucho más allá que un triunfo o una derrota: “Cuando comencé este viaje, pesaba 470 libras (213 kilos). Esta no es sólo una página de lucha, es una motivación para todos los muchachos grandes que piensan que es demasiado tarde. ¡Consigámoslo!”.

El hombre que tiene un récord de 4-1 como amateur en las artes marciales mixtas mostró también su enojo en las redes sociales tras la dura derrota que padeció en su debut como boxeador profesional: “Cuando pierdes como acabo de perder aprendes mucho sobre la gente que te rodea. Perdí el sábado, pero eso no significa que debería parar. Estoy a punto de ir más duro de lo que nunca has visto. Estoy jodido ahora, pero sólo espera”.  infobae.com

¿Que opinas sobre esto?