El Presidente Fernández y su papel de arbitraje en el proceso electoral interno del PLD

0
155

El Jacaguero

Por Claudio Márquez

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dos importantes dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) han planteado públicamente que el señor presidente de la República, doctor Leonel Fernández, se convierta en árbitro del proceso interno de esa organización, por medio del cual la misma habrá de seleccionar su candidato presidencial.

En el PLD parece que las aguas están volviendo a sus causes, que se ilumina el camino hacia la continuidad del peledeísmo en el poder y, sobre todo,  que la unidad interna está asegurada.

En opinión del doctor Reynaldo Pared Pérez, actual presidente del Senado de la República, así como del doctor Franklin Almeida Rancier, Ministro de Interior y Policía, además de precandidato presidencial de la organización política,  el doctor Fernández está llamado a convertirse en el árbitro del proceso interno del PLD,  planteamientos que dejan expresado el sentir y la madurez adquirida por estos altos dirigentes de la organización oficialista.

Según el doctor Reynaldo Pared Pérez “el presidente Leonel Fernández debe constituirse en el garante del proceso eleccionario interno”, lo que implica que no debe inclinarse a favor de ningunas de las precandidaturas presidenciales de la organización. De su lado, el doctor Franklin Almeyda Rancier estima que a lo que debe aspirar por ahora el mandatario dominicano es a garantizar  un proceso electoral interno organizado y equilibrado.

Seguramente, a los sectores de oposición que habían visto en las propuestas reeleccionistas de algunos funcionarios del Estado, ha comenzado a dolerle la cabeza, en virtud del consenso que va lográndose a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Con más de un 50 por ciento de la simpatía política electoral y sin contratiempos mayores, el PLD se perfila como la fuerza política a ganar en primera vuelta en la contienda del 2012.

Las expresiones de Pared Pérez y Franklin Almeyda Rancier dejan, por igual señalado que a nivel de la más alta instancia de dirección del peledeísmo habrá consenso para escoger lo mejor en  la nueva coyuntura social y política de la nación. Habrá, pues, en el PLD un Congreso Elector, para la escogencia de su candidato presidencial, pero sin interferencias ni condicionamientos que puedan alterar la voluntad y la disciplina de la organización.

Este ejemplo ayuda, de igual modo, a despejar  de dudas el Congreso Elector  del PLD, visualizados por algunos analistas de prensa como un proceso turbulento y de consecuencias imprevisibles para la unidad interna del partido fundado en el año de 1973 por el prócer profesor Juan Bosch. Empero, lo cierto es que queda tiempo para advertir cuál será el destino final del Congreso Norte Botello Fernández.

Convocado bajo condiciones internas complejas, este congreso debiera ser el instrumento para sellar la unidad del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) permitiendo con ello la salida a las calles de sus mejores cuadros políticos. En política el tiempo es importante, por lo que despreciar su impacto en la toma de decisiones va en contra de las normas que la regulan y hacen de ella una ciencia.

La capacidad de manipulación de los medios de comunicación y de los agentes que en ellas trabajan es el contrapeso de una situación que el PLD debe resolver a menor brevedad, si en realidad pretende permanecer en el poder más allá del 2012.

El doctor Leonel Fernández, siendo el activo actual más importante de la organización debe patrocinar, como lo dicen Franklin Almeyda Rancier y Reynaldo Pérez, debe expresar un alto grado de madurez y jugar ahora una función de árbitro, sin exponerse a los riesgos y trances políticos y sociales que implicarían la promoción de una modificación constitucional con el objeto de instituir la reelección presidencial.

Goza el PLD un posicionamiento electoral excelente, aún sin haber estructurado ni mostrado de manera formal quienes serían sus candidatos a la presidencial y vicepresidencia de la República. Es lo que explica que la población permanezca adherida a la alternativa peledeísta. A pesar de la contra campaña promovida por sus tradicionales opositores políticos, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) deberá levantarse de la ilusión en que permanece e ir creando ya las condiciones objetivas que garanticen su permanencia en el poder.

Es lo que más conviene al país. Es lo procedente tomando también en cuenta el perfil de los gobiernos encabezados por el doctor Leonel Fernández, el responsable manejo dado a la economía nacional, a los centros hospitalarios, en el área de la salud, y a la asistencia social en el combate a la marginalidad   y  la pobreza.

Como dijera recientemente el ingeniero Temístocles Montás, tocará a las nuevas autoridades gubernamentales peledeístas  adoptar un nuevo modelo de desarrollo económico, pero sin obviar o desconocer los frutos dados por el modelo aplicado en los últimos años.

*El autor es periodista.