Escuadrón detectives Alto Manhattan persigue afroamericano asesinó dominicano

El dominicano Eddy Corniel, asesinado el domingo en la madrugada en el popular restaurante “El Floridita” en el Alto Manhattan. En recuadro, los policías cuando le aplican los primeros auxilios.

Ramón Mercedes

NUEVDA YORK.- Un escuadrón de detectives persigue activamente a un afroamericano que la madrugada de este lunes (5:27 AM) mató de 2 balazos al dominicano Eddy Corniel, de 28 años, en el restaurant Floridita, ubicado en la Décima avenida con la calle 206, en el Alto Manhattan, cuando éste celebraba su cumpleaños junto a varios amigos.

En un video que circula por las redes y captó el momento del incidente, se puede observar cuando uno de los amigos de Corniel con abrigo rojo, al abandonar el establecimiento le roza al afroamericano que estaba parado junto a su novia próximo a la puerta de salida, y esto dio lugar a una discusión.

Se ve cuando el criollo hace gesto de disculpa y le pone su mano en forma de calma y paz en la barriga, pidiéndole excusas, según versiones, pero el afroamericano continuó con expresiones agresivas y el dominicano le propinó un puñetazo en la cara y luego el agresor sale del restaurant.

En ese mismo instante Corniel se inclina cerca del agraviado, según puede verse en el video, y es cuando el afroamericano saca un arma de fuego y le dispara dos veces, ocasionándole la muerte.

El caos que se armó en el negocio dio lugar a que el asesino escapara y agentes iniciaron inmediatamente la persecución.

Hay que recordar que otro afroamericano hirió a balazos 3 hispanos, a principio de noviembre pasado, frente al restaurant Papasito, ubicado en la calle Dyckman con Broadway, en el mismo Alto Manhattan.

Rich Corniel, hermano de la víctima, dijo que ellos estaban terminando la celebración de su cumpleaños cuando uno de sus amigos rozó accidentalmente a otro cliente, pidiéndole disculpó al instante, pero el tipo se mostró agresivo.

El Floridita es uno de los restaurantes más frecuentado en el Alto Manhattan por familias dominicanas por su ambiente acogedor, sano y de seguridad. “Cosas del destino”, sostuvo un cliente anónimo.

¿Que opinas sobre esto?