Joven envió comida a domicilio a su novio y se enteró que había una mujer desnuda junto a él

0
526
Kayla Speer

La chica estaba siendo engañada por su pareja y fue el repartidor del local quien le advirtió de la situación

Kayla Speer es una estadounidense de 23 años que se enteró de una manera bastante particular que su novio le era infiel: el repartidor de un local de comida a domicilio le advirtió que el hombre la estaba engañando.

La joven, originaria de West Burlington, tenía una relación con un sujeto de 23 años que vivía a tres horas de distancia, en otra ciudad. En una ocasión, el joven aseguró que estaba estudiando para sus exámenes finales, y Kayla, en un gesto de amor, decidió ordenar algo de comer y enviárselo como obsequio a su domicilio.

Todo iba bien, hasta que recibió una llamada desde el local que la descompuso: “La orden fue hecha y mi novio me había enviado un mensaje de texto un poco antes, para decirme que iba a tomar una siesta. Así que le envié un mensaje de texto diciendo que iba comida en el camino. No supe de él por un tiempo, pero supuse que estaba durmiendo”, contó a Twitter.

Al poco tiempo recibió un aviso de su novio diciendo “gracias”, y luego la inesperada llamada del restaurante. “Contesté asumiendo que solo me informarían que la comida se había entregado o que había algo mal con mi tarjeta, pero estaba totalmente equivocada”, agregó.

“El repartidor me preguntó si esta orden era para mi novio y yo le dije que sí y que no vivía en la misma ciudad que él, por lo que era una sorpresa. Pensé que pasaba algo extraño porque ya les había dicho que el pedido era para mi novio. Y el repartidor continuó: ‘mira, normalmente no hacemos esto, pero creo que te gustaría saberlo. Cuando llegué hasta la puerta de la casa de tu novio, pudimos ver su departamento y él estaba en calzoncillos con una mujer desnuda en el sofá'”, explicó.

Kayla le hizo unas preguntas al repartidor y terminó por confirmar que estaba siendo engañada: “Fue así como descubrí que mi novio me estaba engañando. Quiero agradecer a @jimmyjohns por su increíble servicio a sus clientes. No muchos harían lo que hizo ese repartidor, y estoy muy agradecida de que me haya llamado y haya sido honesto sobre la situación”, cerró.

La joven encaró a su novio, y aunque en un principio trató de negarlo, finalmente terminó admitiendo la infidelidad, publica Buzzfeed.

El caso causó tanto revuelo en las redes sociales, que el local de comida le ofreció a Kayla una “fiesta de ruptura”, que ella aceptó encantada.

Fotos: Redes sociales.