La vida de Pascual Cordero “El Chino”, a quien sicarios le mataron un hijo esta madrugada

Jesús Pascual Cordero Martínez, conocido como “El Chino”, ha sido señalado por las autoridades como uno de los principales jefes del microtráfico de drogas en el país, teniendo su principal base de acción el barrio Capotillo, en el norte de la capital dominicana.

A Cordero Martínez se le ha señalado como un importador de cocaína procedente de Perú y también de tener contactos con productores de narcóticos de Colombia y otros países sudamericanos.

La madrugada de este lunes fue asesinado uno de los hijos del narcotraficante, quien fue hallado muerto con varios impactos de bala mientras se trasladada en una jeepeta por la avenida 27 de Febrero, según confirmó la Policía Nacional a LISTÍN DIARIO.

Fue bajo el mando de “El Chino” que se formó el reconocido capo César Emilio Peralta “César el Abusador”, quien tras el apresamiento del Chino asumió sus contactos y se catapultó como uno de los reyes de la droga tanto en República Dominicana como en la zona del Caribe.

“El Chino” también tiene conexiones con importantes cabezas del narcotráfico del país como José Jesús Tapia Pérez, quien recientemente fue extraditado hacia los Estados Unidos, en un grupo de cinco personas que los Estados Unidos pidió en extradición a la República Dominicana por ser supuestas cabezas del crimen organizado y lavado de activos en República Dominicana.

Pascual Cordero fue condenado en septiembre de 2018 a cinco años de prisión por lavado de activos producto de narcotráfico y por tráfico de armas.

En esa condena también fueron incluidos una ciudadana peruana Magaly Rocio Reynaga Galarreta, quien era utilizada como “mula” y también al excabo de la Policía Nacional Martín Alcántara Buten. A seis años fueron condenados Francisco Alberto Colón Rosario, Pedro Alexis Salcedo Soriano y Ricardo Santíl.

Esa sentencia de condena al Chino ordenó que le fueran confiscadas una villa en San Cristóbal valorada en 15 millones de pesos y vehículos de las marchas Lexus, Landc Cruiser, Hyundai, Kia e Infinity.

La sentencia dice que la red que dirigía el Chino traía la droga desde Perú para comerciarla internamente en República Dominicana. En el expediente acusatorio la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo dijo que la droga que ellos traían de Perú era convertida en cocaína líquida en un laboratorio que funcionaba en la villa del Chino en San Cristóbal.

Jesús Pascual Cordero fue apresado a mediados de diciembre de 2015 luego de una orden de arresto y captura internacional dictada en su contra en octubre del 2014 por supuesta vinculación al narcotráfico y lavado de activos.

El Chino fue arrestado cuando acudió a un centro de atención médica ubicado en el Distrito Nacional, para tratar una condición de diabetes.

El capo, quien se encontraba en la lista de los más buscados de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo momentos después de su arresto que había permanecido prófugo por temor a no sobrevivir en prisión por su condición de salud.

La organización criminal liderada por El Chino traía droga al país principalmente en pantalones de doble fondo, ocupándosele en una oportunidad ocho pantalones con un total de 32 paquetes, cuyo peso fue de 14.70 kilos.

La fortuna de Jesús Pascual Cordero estaba valorada en más de 300 millones de pesos.

Fuera de las acusaciones de narcotráfico y lavado de activos, también estuvo vinculado al supuesto pago de 300,000 pesos a dos presuntos sicarios para asesinar al exsargento de Policía Reynaldo González de Jesús (Charly), en el sector Luperón de la capital.

¿Que opinas sobre esto?