Las dudas sobre EE UU provocan una fuerte caída en los mercados

El Jacaguero

El pacto entre republicanos y demócratas en EE UU ha disipado el temor a una eventual entrada en suspensión de pagos de la primera potencia mundial. Pero, para los mercados, no hay nada nuevo que permita dejar de lado las dudas sobre el crecimiento. Aunque se ha evitado de momento la posibilidad de que el país pierda la codiciada calificación de triple A, el equivalente a una matrícula de honor en solvencia -lo que hubiera desatado una oleada de ventas en los mercados con graves consecuencias-, las incógnitas sobre el final de la crisis y la incertidumbre sobre la recuperación económica a ambos lados del Atlántico se mantienen. Tal y como ha quedado demostrado durante los últimos meses, este temor se basta y sobra para disuadir por sí solo a los inversores de entrar en Bolsa y de apostar por la deuda de los países del euro bajo sospecha.

Por este motivo, tras el positivo recibimiento que ha tenido el acuerdo en Estados Unidos por la mañana en los mercados de deuda, por la tarde han vuelto las caídas. El origen del correctivo contra España, Italia y el resto de los periféricos, entre ellos también Bélgica, ha venido de la mano del interés de los inversores por meter su dinero en la deuda alemana, considerada como un refugio en los momentos de turbulencias por su estabilidad. Y el horizonte augura tormenta, por lo que conviene cubrirse.

Mínimo del bono alemán

La entrada en masa de los inversores en los bonos alemanes ha tenido su inmediato efecto en las primas de riesgo de los países bajo sospecha. Este indicador, que se establece a partir del sobreprecio exigido a los bonos a 10 años de un determinado Estado frente a los emitidos por Alemania y que es el mejor barómetro de la confianza en sus finanzas públicas, ha vuelto a subir con fuerza para España e Italia. El repunte ha llevado a la prima de Italia a marcar un nuevo récord tras superar el máximo que alcanzó a principios de julio cuando todavía no había acuerdo de la UE para un segundo rescate a Grecia. Para España, el correctivo ha dejado a su prima en los mismos niveles que a principios de julio.

En concreto, con la rentabilidad de los bonos alemanes a 10 años cotizando por primera vez en lo que va de año por debajo del 2,5% en el mercado secundario, donde se intercambian los títulos una vez emitidos por los Estados, la prima española ha escalado a 375 puntos básicos, 20 más que el viernes. Con esta subida, el indicador ha repetido el último récord que tocó la prima o riesgo país de España el pasado día 12 por las dudas sobre la capacidad de la eurozona en caso de que tenga que salir en ayuda de dos de sus principales economías. El bono español a 10 años se movía a la misma hora sobre el 6,2%, en su caso aun por debajo del récord que marcó en aquellas fechas (6,3%).

Para Italia, el castigo se ha traducido en un repunte de su prima de mayor intensidad -22 puntos básicos- hasta los 355 puntos básicos, un nivel desconocido desde que el país entró en el euro en 1999. También empeoraba -aunque de forma menos dramática- la situación del resto de los periféricos mientras la prima de Bélgica, la última en llegar, repetía el récord que alcanzó a finales de la semana pasada (185). A diferencia de los ya rescatados Grecia, Irlanda y Portugal, si cualquiera de los otros tres países cae, no habrá dinero suficiente para ayudarlos. De ahí que sus respectivas deudas sean ahora las que más estén sufriendo.

En las Bolsas de referencia internacionales, las subidas de primera hora de hasta el 1,5% en Europa se han traducido con el cambio de rumbo de Nueva York en fuertes caídas. Aunque la certidumbre sobre el panorama fiscal en EE UU importa, la marcha de la economía preocupa mucho más en este momento en Wall Street y los datos confirman que las cosas están empantanadas. El indicador de actividad industrial cayó en julio hasta los 50,9 puntos, lo que hace temer que el ansiado repunte económico en el segundo semestre se hará de rogar.

El peor dato de actvidad industrial desde Lehman

Todo lo que está por encima de los 50 puntos se considera expansión, por lo que indicador revela que las cosas avanza con dificultad. Esto ha provocado que el optimismo que se vivió en la primera media hora de actividad en el parqué se viniera abajo con la publicación de dato macroeconómico, lo que ha hecho que el Dow Jones y el S&P 500 perdieran un 0,5% de golpe. No solo estaba por debajo del consenso de mercado. Es, además, la lectura más débil en dos años. Y en tres meses perdió casi 10 puntos, la peor evolución desde el que colapsó Lehman Brothers. Los economistas echan en falta que el pacto para elevar la deuda no vaya acompañado de medidas para apoyar el crecimiento, que avanza al ritmo más lento desde la Gran Recesión.

Por tanto, el temor a una recaída vuelve a sobrevolar el parqué a una semana de la próxima reunión de la Reserva Federal. Los economistas echan en falta que el pacto para elevar la deuda no vaya acompañado de medidas para apoyar el crecimiento, que avanza al ritmo más lento desde la Gran Recesión. Y no está dicho que el pacto salve a EE UU de perder la triple AAA.

Milán y Madrid, al frente de las caídas

En Europa, la entrada en rojo de Wall Street ha impulsado las pérdidas moderadas que en esos momentos atravesaba el español Ibex 35 o el FTSE MIB de Milán y ha difuminado los avances en el resto de parqués de referencia de Europa. Al cierre, Madrid se ha dejado un 3,24% en lo que ha sido su peor día en lo que va de año. De hecho, para encontrar un recorte diario superior hay que retrotraerse hasta finales de junio de 2010, cuando Fitch quitó la triple A a España e incrementó las dudas sobre la solvencia del país. Con este batacazo, además, cae a mínimos anuales (9.318 puntos). El volumen de dinero que se ha movido, además, se ha situado en un rango medio pese a que ha sido el primer día de agosto, periodo vacacional por excelencia y en el que normalmente suele bajar el número de operaciones.

En cuanto al resto de plazas del Viejo Continente, Milán se ha situado a la par que Madrid con un descenso del 3,8%, el más abultado en toda Europa. Fráncfort se ha dejado un 1,9%, París un 1,8% y Lisboa un 2%. Londres, que ha sido la última en entrar en rojo, ha acabado este nuevo lunes negro con un descenso del 0,33%.

En los mercados de divisas, el euro también ha caído con fuerza y, a la hora del cierre en Europa, se cambiaba a 1,4225 dólares, dos menos que por la mañana, mientras que el Dow Jones de industriales ampliaba el recorte al 0,75% y el S&P 500 un 0,85%.

El acoso encarecerá la subasta de bonos del Tesoro del jueves

El Tesoro vuelve el próximo jueves al mercado de deuda soberana en su primera subasta desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciase el pasado viernes la celebración de elecciones anticipadas. En concreto, el organismo dependiente del Ministerio de Economía tiene previsto captar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en bonos a 3 años y reabrirá una línea de obligaciones con vencimiento el 31 de enero de 2015.

De mantener la tendencia de hoy, el recrudecimiento del acoso contra España, cuya prima ha alcanzado hoy nuevos récords, amenaza con que la subasta se cierre con precios de récord en los últimos años. Concretamente, los títulos a 3 años cotizan ahora en el mercado secundario al 4,92%, su nivel más alto desde 2008. A ello también contribuye que es la primera emisión que se realiza después de que Moody’s pusiera en revisión la nota de solvencia de España a finales de la pasada semana.

En la última subasta a tres años, celebrada el 7 de julio, el día en que el BCE subió los tipos de interés hasta el 1,5%, los inversores desembolsaron 1.500 millones de euros a un tipo marginal del 4,320%, superior al 4,051% de la subasta anterior.

Fuente | ElPais.com

¿Que opinas sobre esto?