Las encuestas coinciden

JUAN T H

Todas las encuestas coinciden, incluso la de los adversarios: ¡Luis Abinader Presidente!

La situación electoral es difícil para el Partido de la Liberación Dominicana, sobre todo en el aspecto presidencial, con un candidato que pese a los cuantiosos recursos económicos invertidos en su imagen, no avanza en el mercado.

Gonzalo Castillo definitivamente no es buen candidato. En términos llanos: no prende. Le falta eso que se llama: “ángel”, carisma, chispa. Su figura es opaca, su discurso carece –si es que se puede hablar de un discurso- de contenido, y por lo tanto, de credibilidad.

Gonzalo no vende. La gente no lo compra porque no tiene nada que ofrecer. Dice que hará lo mismo que Danilo. Y eso nadie lo quiere. Que duplicará las “visitas sorpresas”, es decir, que en vez de un día, tomará dos para visitas que solo sirven a un presidente antidemocrático que  no cree en las instituciones del Estado y las aniquila o las sustituye.

“El Estado soy yo”, frase famosa empleada por los reyes en Europa durante la monarquía absolutista que fue barrida por la revolución francesa de 1789, ejecutando al Rey Luis XVl junto a la emperatriz María Antonieta, dándole paso a la primera República.

Trujillo era el Estado. Danilo es el Estado. Gonzalo quiere ser Danilo, es decir, quiere ser el Estado.

En otras palabras, Gonzalo promete ser un “clon” de Danilo, y es eso precisamente lo que no quiere el pueblo dominicano. El pueblo quiere, precisa, de un cambio político, económico y social, con un sistema de justicia que permita la independencia del ministerio Público para que haga justicia precisamente, para que combata y condene la corrupción, no para que la encubra y garantice impunidad. El pueblo no quiere más de lo  mismo. No quiere mesías. Gonzalo ofrece más de lo mismo. Y como dicen, “nunca segundas partes fueron buenas”.

La encuesta Gallup no quiso ser catastrófica, ni crear pánico en el PLD y en el gobierno que de por sí hace meses le busca un “bajadero” al problema electoral que es cada vez más grave y preocupante.  Luis Abinader tiene un  porcentaje mayor al que le asigna la encuesta, y Gonzalo uno menor. La diferencia no es de once puntos –que es mucho- es alrededor de 20 puntos. ¡Y Danilo lo sabe! Esa distancia a menos de cuatro meses para las elecciones es insalvable.

Como dicen por ahí, “Gallup le hadado en la madre” al PLD, lo cual no debe de extrañar, pues otras encuestas, de firmas distintas, coinciden en que Luís parece invencible a menos de cuatro meses de las elecciones ya que según van pasando los días se fortalece, mientras el candidato del gobierno se debilita.

Están convenciendo a Danilo de que Margarita Cedeño puede ser una opción, convirtiéndola en candidata presidencial o mantenerla como vicepresidenta. Lo que no se sabe es si ella suma o resta. Se están haciendo los estudios al respecto.

La victoria de la oposición encabezada por Abinader se da por un hecho. El pueblo ya tomó la decisión: ¡El cambio va!

¿Que opinas sobre esto?