Libertad de expresión y libertinaje

0
179
María Nicaury Ureña

Por María Nicaury Ureña

Resulta necesario reconocer la diferencia entre la libertad y el libertinaje.

La libertad es la capacidad consiente para actuar según la propia voluntad, el libertinaje es el accionar irrespetuoso ante la ley, la ética y la moral por parte de quien abusa de su propia libertad con descrédito a la de otros.

La libertad viene acompañada del respeto hacia los demás y de comprender las consecuencias que sus acciones pudiesen provocar, el libertinaje no entiende de esto.

Siendo más específicos, la libertad de expresión, es un derecho fundamental señalado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos de 1948, “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

De igual forma la Constitución de la República Dominicana en su artículo 49 reconoce esta licitud al puntualizar que “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa”.

Sin embargo, en el párrafo de la misma cláusula señala que “El disfrute de estas libertades se ejercerá respetando el derecho al honor, a la intimidad, así como a la dignidad y la moral de las personas, en especial la protección de la juventud y de la infancia, de conformidad con la ley y el orden público”.

Poseer la libertad de expresar nuestras ideas, no significa ser libres de difamar, juzgar, irrespetar a los demás o pasarle por encima a las leyes que rigen el periodismo dominicano.

En la actualidad, gracias a las redes sociales, resulta fácil manifestar nuestro padecer sobre diferentes tópicos, sin embargo, muchos se dejan llevar de la emoción por ser primicia, ganar “Likes” o seguidores y en este afán son impertinentes ante los estatutos que regulan esa libertad.

Estos reglamentos, así como los que rigen el ejercicio periodístico han de ser de interés general, hoy por hoy todo aquél que hace uso de una página web, blog incluso redes sociales, sin necesidad de ser periodista, es un ente transmisor de información es decir, tiene en sus manos la capacidad de que las informaciones e ideologías que comparte lleguen a un gran número de personas, logrando de esta manera tener una influencia positiva o negativa sobre ellas.

Hay que comprender que la libertad es un derecho y un valor que debe de ser acompañado con el respeto y la responsabilidad. Todos tienen la libertad de actuar, pensar y decir lo que se quiere siempre y cuando no afecte a los otros porque sería imposible distinguir dónde termina y empieza la libertad de los demás.

Fuentes: Constitución de la República Dominicana (2015), Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Periodista Reside en Santiago