Nueva cosecha de jugadores levanta los barrios hacia el baloncesto de Santiago

0
544
Aneury Parra

Pappy Pérez

Santiago, RD. – El baloncesto de Santiago ha dado un salto cualitativo de grandes proporciones con el surgimiento en sus propias bases, de un puñado de excelentes prospectos jóvenes, que han despertado de nuevo a la fanaticada de los barrios, que clamaban por héroes locales en el deporte del aro y el balón.

El ingeniero Juan Ventura (Tito), que desde hace dos años preside la Asociación de Baloncesto de Santiago(ABASACA) destaca que la calidad de los jugadores nativos tendrá oportunidad de aumentar, con la puesta en ejecución de un plan que fomentará el crecimiento técnico y humano de la nueva cosecha.

Johan Peña

Precisa que “es apenas el comienzo de este proyecto, la aparición de buenos jugadores que han hecho posibles un relanzamiento del torneo superior, con baloncestistas nativos es un atractivos en nuestros barrios.”

Dijo que los jugadores Oliver García (Plaza), Gutavo Mora,(Pueblo Nuevo), Brehian Méndez y Miguel Ángel Martínez (Sameji), Aneury Parra, Joan Santos y Edwin Espinal (Cupes), Joan Peña, Frandy Martínez, Kelvin Tavarez y José Omeriza(GUG), Francisco Germosèn, Jensi Jimenez, Yormi Almonte, y Carlos Medina (CDP), fueron piezas claves para darle una base de sustentación nativa al torneo.

Desde el surgimiento de Víctor Liz, actual capitán de la Selección Nacional, Santiago no tenía una camada de buenos prospectos, lo que obligó al circuito a la importación de jugadores descendientes de dominicanos en el exterior, que en su momento fueron una fuerza vital para el espectáculo.

Sin embargo, la modalidad estancó el crecimiento del jugador local, era más fácil conseguir un jugador acabado de la NCAA o de otras ligas en Europa, que producirlo, pero a la vez más costoso, por el ascenso galopante del dólar con relación al peso dominicano.

Y porque dejaron de aparecer buenos jugadores en el extranjero fue factor determinante para que los clubes de Santiago se inclinaran por el creciente material nativo, y los jugadores no han quedado mal.

Oliver Garcìa con apenas 22 años fue la pieza fundamental para Plaza, cerrando con 189 puntos anotados colocándose entre los tres mejores del torneo.

Anaury Parra, del Cupes tuvo 145 tantos 38 balones recuperados con un 47 por ciento desde el campo, 41.7 detrás del arco y 83.3 desde las tiradas libres, dejando clara idea de que es un jugador a punto de terminar su molde.

Cupes Tiene en su cosecha a Edwin Espinal, versátil jugador que puede accionar debajo de los tableros y tambien ser anotador. En 9 partidos, cerró con 31 rebotes y 82 punto, viniendo casi siempre desde la banca, siendo parte de la gran fortaleza de los Pepineros a la hora de hacer cambios.

Brehian Méndez, de Sameji terminó con 142 puntos anotados en 9 cotejos, tirando para un 57.4 por ciento desde el campo, 40 % detrás del arco, y lideró a todos los novatos del torneo con 51 rebotes. Sus piernas explosivas que le permiten ronquear de forma espectacular le han obligado a organizadores de todos los torneos del país a venir a verle en acción a Santiago.

Mendez y Parra fueron electo co-ganadores del premio Novato del año por votación de la prensa deportiva que cubre el evento.

José Omeriza marcó 118 unidades en 89 encuentros para el GUG, es un incansable guard tirador, que puede pasar la pelota, Joan Peña ha enseñado un tiro prodigioso detrás del arco y cortes habilidosos en la zona de ataque le permiten quedar libre y encestar. El GUG lo ha utilizado mucho en los play off, y el joven de unos 19 años ha queda bien parado, viniendo desde la banca.

Frandy Martínez y Kelvin Tavarez, son otros dos jóvenes que fortalecen la banca del GUG, lo que ha estado obligando al dirigente Junior García a utiliza una rotación de más de siete hombres, lo que da oportunidad de poder descansar a sus regulares de forma eficiente.

Aunque no se clasificó a los play Off el club Domingo Paulino desarrolló una cosecha de jugadores especiales. Jensy Jimenez se mostró en todo su nivel con el CDP anotando 101 puntos en 10 partidos, en una regularidad, que le permitió mostrar su capacidad rebotera con 43, y sus manos seguras desde la línea de tiros libres con un 92.3

Yormi Almonte (El Russo) le dio al CDP un jugador eficiente en los rebotes (47 en 10 partidos, buen anotador, con 61.9 desde el campo muy rápido en la transición y con gran carisma para el público. Francisco Germosèn y Carlos Medina, son dos jugadores de finas habilidades en el manejo del balón, que permite el juego armónico de sus compañeros siguiendo la tradición de la escuela del equipo de los Jardines Metropolitanos de un baloncesto técnico y fluido en torno a las estrategias del juego.

EL MOVIMIENTO QUE DIO EL GIRO

Todo inició hace tres años. La ABASACA, que estaba sumergida en una irracional falta de trabajo en las bases, fue tomada por un grupo que se denominó “Rescate del Baloncesto “.

Técnicos, expresidentes, árbitros y ex jugadores conformaron este grupo iniciado por el árbitro internacional Robinson Aracena, resultando figuras claves los periodistas Carlos Manuel Estrella y Dario Fernández (ex presidentes), los entrenadores Rodolfo Sánchez, Guillermo Ottenwalder (tambien funcionario de Midered), así como los tambien ex presidentes Manuel Guerrero, Frank Viñas y José Guillermo Sued.

El grupo se unieron expresidentes del comité organizador como Jean Antonio Hache, Joaquín Taveras, Panchito Rodríguez, y figuras independientes como Nelson Hahn, Fellito Ortiz, entre otros

Al ritmo de más de mil partidos anuales en las categorías en desarrollo, la ABASACA sacó a flote una cantera de excelentes jugadores con habilidades para triunfar en este atractivo deporte, comenzando a ganar torneos nacionales y ese crecimiento obligó el año pasado a montar, después de 12 años sin hacerlo, el torneo pre-superior.