Obispo manifiesta preocupación por nivel violencia

El arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

El Jacaguero

SANTIAGO, RD.- El arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, observó ayer con mucha preocupación las diversas manifestaciones de la violencia en esta provincia, la zona Norte y el país y llama a los dominicanos a controlar sus propias pasiones.

El arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

“Jesús, en su Evangelio, proclamó que  para alcanzar el Reino de Dios y sus valores, es necesario generar violencia hacia uno mismo”., explicó en su artículo Un Momento por el digital 55.

Dijo que “esta violencia implica el control, el trabajo, la exigencia sobre sí mismo, y esta violencia hace que nosotros podamos progresar y avanzar y no hacer daño a los demás”.

“Apliquemos concretamente esto de ser violentos con uno mismo a los feminicidios”, expuso, tras asegurar que de esa forma, los hombres, en lugar de generar violencia hacia ellos mismos, de controlarse y dominarse, arrojan sus violencias frente a la mujer y terminan matándola, eliminándola.

Dijo monseñor de la Rosa y Carpio que la violencia frente a los demás, el querer controlar y dominar destruyendo al otro, es porque uno no se domina a uno mismo, no controla sus propias pasiones, sus propias ambiciones, sus apetitos desordenados.

Indicó el arzobispo de Santiago que es por eso, que Jesús habla de esa violencia consigo mismo, que es una violencia que muchos llaman violencia blanca, porque termina haciéndote bien a ti y a los demás.

“La otra violencia, la que hace daño a los demás, hay que llamarla violencia roja, porque termina derramando sangre y haciendo daño”.

¿Que opinas sobre esto?