Padres pierden custodia de su hijo tras suspenderle tratamiento contra el cáncer

0
274

ESTADOS UNIDOS– Un niño de cuatro años permanecerá bajo el cuidado de sus abuelos, después de que sus padres suspendieron su tratamiento de leucemia linfoblástica e iniciaron uno alternativo informaron hoy las autoridades.

El juez de la corte de circuito del condado de Hillsborough, en Nueva Jersey, Thomas Palermo, decidió que la custodia de Noah McAdams quedaría cargo de sus abuelos maternos, porque regresarlo al lado de sus padres significaría un “riesgo sustancial de negligencia inminente”.

Palermo señaló que”es la única forma de garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de Noah”.

Además determinó queTaylor Bland y Joeshua McAdams, padres del menor, deben someterse a evaluaciones de salud mental para conocer si son capaces de hacerse cargo del niño.

Durante el juicio para decidir el futuro del pequeño,sus padres aceptaron que continuarán con las quimioterapias y con el tratamiento compuesto por aceite de CBD y THC (cannabis), pero el juez no creyó en su palabra y prefirió negarles la tenencia.

“Sin la intervención de la policía, Noah aún estaría privado de la atención médica necesaria”, indicó el juez al recordar que ambos padres huyeron con el niño hacia Kentucky para no continuar con el tratamiento médico.

En la comparecencia ambos padres declararon hechos inquietantes sobre el cuidado que ofrecen a su hijo. Bland-Ball aseguró que quitó a Noah una línea PICC, que es un tubo delgado y blando que se inserta en una vena grande y que es peligrosa de retirar.

“Explicó durante el juicio que todavía se sentía cómoda quitándolo porque vio un video de YouTube sobre cómo hacerlo. Simplemente sacó la línea PICC del cuerpo de su hijo”, señaló el juez Palermo.

McAdams, por su parte, aceptó que en algunas ocasiones ha tenido conductas violentas en el hogar, así como que en 2016 fue arrestado por un delito menor de agresión doméstica que no prosperó y fue retirado un año después.

Es “una amenaza inoportuna para ellos debido a sus problemas de ira”, mencionó el juez Palermo sobre la conducta del padre de Noah.

La abogada de la pareja, Brooke Elvington, señaló para NBC News que se encuentran “devastados” ante la decisión del juez Thomas Palermo y aún consideran la apelación.

“Noah pertenece a su casa con sus padres”, reiteró Elvington.

El drama de la familia de Noah McAdams inició en abril pasado cuando fue diagnosticado con leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer alojado en la sangre y la médula ósea

En el Hospital All Children’s de San Petersburgo Noah fue sometido a las dos primeras rondas de quimioterapia, pero no continuó con su tratamiento porque sus padres decidieron suspenderlo y huir para aplicarle dosis de un cuidado alternativo.

La unidad médica alertó a las autoridades sobre el comportamiento de Taylor Bland y Joshua McAdams, quienes se negaron a continuar con la terapia de Noah y a asistir a una nueva cita de valoración.

La oficina del alguacil local mencionó que los padres “se negaron a seguir con la atención médica que les salvó la vida” y emitió una alerta de persona desaparecida para el niño el 29 de abril.

Bland y McAdams respondieron que sólo buscaban una nueva opinión médica, pero ahora con un médico de Cincinnati sobre un tratamiento alternativo.

En Facebook Taylor presumió que el estado de salud de su hijo mejoró con tan sólo dos quimioterapias y un tratamiento alternativo, el cual fue compuesto por vitaminas, una dieta alcalina, colágeno y algunos tés de hierbas como romero o hepáticas.

“Los médicos se asombran de su pronta curación y fuerza!… para aquellos que preguntan, hicimos dos rondas de quimioterapia, también hemos usado romero, complejo de vitamina B, incluyendo B17, completamente alcalino dieta, romero, un extracto de hierbas hepáticas / riñón / vesícula / sangre, plata coloidal diaria, vitamina C de alta dosis, colágeno, té de champiñones Reishi y cáscara de pomelo y leche!”, escribió en su red social en abril de este año.

Añadió que continuaría con los remedios naturales durante los próximos diez años para erradicar la enfermedad de Noah.

Las autoridades no se conformaron con la explicación de los adultos responsables del niño,así que consiguieron una orden para remitirlo ante los servicios de protección infantil, pero Taylor Bland y Joshua McAdams decidieron escapar hacia Georgetown, Kentucky, donde también fueron hallados y detenidos por diversos cargos de negligencia infantil.

El niño quedó bajo el cuidado de sus abuelos, quienes deberán llevarlo a recibir las quimioterapias para curar su enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here