Suman tres las muertes en RD tras el paso de “Emily”

El Jacaguero

Las víctimas son Grabiel Mota, de 20 años y de nacionalidad haitiana, y el dominicano solo identificado como Andy, de 19, quienes fallecieron cuando intentaron cruzar el río Duey, en el municipio de Higüey. Ayer se reportó la muerte, en la capital, de Edward Díaz Urbáez, de 33 años

SANTO DOMINGO.- Dos hombres murieron ahogados cuando fueron arrastrados por la corriente del río Duey, en el municipio de Higüey, provincia La Altagracia.

Las víctimas son Grabiel Mota, de 20 años y de nacionalidad haitiana, y el dominicano solo identificado como Andy, de 19, quienes fallecieron cuando intentaron cruzar el referido cauce. Andy residía en el sector Los Soto Abajo, en Higüey.

Ambos fueron rescatados por miembros de la Defensa Civil en esta ciudad.

Según el médico legista, la muerte se debió a asfixie por ahogamiento. Los cadáveres fueron enviados a la morgue del hospital público Nuestra Señora de La Altagracia.

Mota y Andy se suman a otra víctima reportado ayer jueves tras el paso de la tormenta Emily, cuyos remanentes todavía producirán aguaceros en gran parte del país el día de hoy, según la Oficina Nacional de Meteorología.

La víctima de ayer fue identificada como Edward Díaz Urbáez, de 33 años, cuyo cadáver fue encontrado en un área del Club de Alma Rosa, ubicado en la calle Presidente Vásquez, en Santo Domingo Este, el cual se inundó.

Díaz Urbáez quedó atrapado en una alcantarilla del desagüe cuando se bañaba en el aguacero.

Daños en estructuras

El Centro de Operaciones Especiales (COE) reportó el agrietamiento del muro de contención del río Yaque del Sur por el sector Uvillas en Barahona y el colapso del 20% del sistema eléctrico en San Pedro de Macorís por el paso por el país de Emily, la tormenta tropical que degeneró en una baja presión.

También reportó la erosión del aproche derecho del dique del canal Trujillo, y la inundación de las plantaciones de plátanos en Barahona.

En Azua calapsó el puente Cantarilla, en Guayabal, Padre de las Casas, dejando aisladas a un grupo de comunidades.

En San Pedro de Macorís, el COE reportó que el río Soco está por encima de la base y advierte sobre posibles consecuencias.

En La Romana reportó daños en un 10 por ciento al sistema eléctrico.

Mientras que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) dispuso el cierre de 13 sistemas de suministro de agua potable.

En tanto, que la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), hasta anoche, sólo tenía dos sistemas fuera de servicio, por turbidez en el agua y por una avería en el sistema eléctrico.

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos se limitó a ofrecer una panorámica de la situación que presentaban hasta el mediodía de ayer las áreas bajo irrigación tras el paso de la tormenta Emily, pero no refirió las condiciones de los embalses de las presas.

Dijo que si bien los mayores niveles de lluvia se habían reportado en Barahona, con gran intensidad desde las 10 de la noche del miércoles, no se produjeron averías en los sistemas de riego por la tormenta.

El subdirector de Operaciones de la CAASD, ingeniero Luis Salcedo, informó que hasta ayer todos los sistemas del acueducto operaban normalmente, exceptuando el Duey, que presentaba alta turbidez, y un sistema del campo del municipio Santo Domingo Este, que fue afectado por una avería eléctrica.

Desborde de ríos

En las áreas comprendidas entre Neiba, Duvergé y Jimaní, donde las lluvias han sido moderadas y discontinuas, se registró el desborde del río El Manguito, en el tramo que va desde El Estero hasta Villa Jaragua, sin mayores consecuencias. “Los demás ríos, como son Majagual, Barrero y Panzo, presentan crecidas que no han afectado ni estructuras de riego ni la agricultura”, indicó Frank Rodríguez.


Inundaciones repentinas

El Centro Nacional de Huracanes advierte que los aguaceros podrían causar inundaciones repentinas y deslizamientos de lodo, lo que podría provocar víctimas.

Asimismo, señala que todavía se pueden producir la acumulaciones totales de lluvias de 6 a 12 pulgadas con cantidades aisladas de 20 en República Dominicana y Haití.

Sin embargo, agrega que los vientos con fuerza de tormenta tropical todavía pueden afectar poblaciones de Haití durante las próximas horas.

 

Los Gobiernos de República Dominicana, Cuba y Las Bahamas han descontinuado las vigilancias y avisos de tormenta tropical en las costas.


Número de desplazados disminuye a 6,970

El número de personas evacuadas por las inundaciones disminuyó a 6,970, de las cuales 985 se encuentran en refugios oficiales, mientras que la alerta roja fue reducida a 21 provincias y el resto en alerta amarilla, debido a que permanece el peligro de inundaciones y deslizamiento de tierra, pese a que Emily ya se alejó del país.

Las lluvias también provocaron la muerte de tres personas, una en Santo Domingo ESte y dos en Higuey, aunque el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) dice que se produjeron fuera del operativo. También en el sur se registra la desaparición de un hombre de nacionalidad haitiana.

Las víctimas fueron identificadas como Grabiel Mota, de 20 años y de nacionalidad haitiana, y el dominicano solo identificado como Andy, de 19 años, quienes fallecieron cuando intentaron cruzar el río Duey, en Higuey, y Edward Díaz Urbáez, de 33 años, cuyo cadáver fue encontrado en un área del Club de Alma Rosa, ubicado en la calle Presidente Vásquez, en Santo Domingo Este, que se inundó.

Igualmente 56 comunidades permanecen  incomunicadas en Azua, San Pedro de Macorís, El Seibo, Monte Plata, Sánchez Ramírez y Duarte por crecidas de ríos y arroyos.

El sub director de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), Bolívar Ledesma, dijo que Emily, degradada a depresión tropical, ya se alejó totalmente del área de pronóstico, pero que permanece en la atmosfera una gran humedad, lo cual producirá aguaceros en el día de hoy, pero que disminuirán el fin de semana.

En tanto que el director del COE, general Juan Manuel Méndez, recomendó a la población a no descuidarse, ya que los suelos están saturados, por lo que podrían ocurrir derrumbes e inundaciones, las cuales se mantienen en algunas zonas, y que no crucen ríos ni cañadas.

Las provincias que se mantienen en alerta roja son San Juan de la Maguana, Barahona, San Cristóbal, Azua, Pedernales, Peravia, San Pedro de Macorís, Santo Domingo, el Distrito Nacional, Independencia, Bahoruco, La Altagracia, Monte Plata, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, La Vega, El Seibo, Duarte, María Trinidad Sánchez, Espaillat y Ocoa.

Mientras que en alerta Amarilla están Samaná, Hato Mayor, La Romana, Dajabón, Elías Piña, Hermanas Mirabal, Santiago, Montecristi, Santiago Rodríguez, Puerto Plata y Valverde.

Fuente | Almomento.net

¿Que opinas sobre esto?